jueves, diciembre 30

Un año no es nada

Siempre pensé que, cuando estoy muy mal, debo dejar pasar el tiempo y esperar momentos mejores en mi vida. Y este año que ya se va (qué bien, qué bien) me lo ha demostrado más que nunca.
El año pasado, justo por estas fechas, me debatía dentro de una montaña rusa que casi acaba conmigo y que me llevó a niveles de cansancio físico y mental que creí no soportar. Fue, el 2010 en su primera parte, un annus horribilis (que diría Isabelita, la inglesa). Tan horribilis que empecé a dudar hasta de mi optimismo. Aguanté como pude, con mucho trabajo encima, llorando antes de algunas charlas para poder hablar luego durante tres horas, respirando poco y mal porque la angustia me lo impedía, dejando de disfrutar de mi gente porque no encontraba el modo de estar bien, suspirando por alguien que no podía quererme como yo deseaba (pero si hasta llegué a verme baja y morena).
Y ahora, un año después, me veo más alta y más rubia, encantada con lo que tengo y pensando que el verano fue un antes y un después en mi vida. Aprendí a respirar por mí misma, a pensarme tan grande como soy, a reflexionar sobre mis errores sentimentales y mi forma de afrontarlos, a dejarme cuidar por la gente que me quiere y a mirarme a los ojos sin querer huir de mí misma.
Y no puedo dejar de agradecer todo esto a ciertas personas que me han acompañado en un camino tan duro: Mármara, que siempre está ahí para escuchar; LamiMari que es la mujer más importante en mi vida y a la que quiero con locura; LasuM que se le llenan los ojos de agua cuando yo lloro; Yosu, que me enseña el valor de la risa y de la "panchitud"; Morgana, que ha sido mi gurú en todo este cambio, es mi maestra; las blogueras que me habéis aguantado las neuras y los subidones y bajones; la gente que ha asistido a mis charlas y me ha animado a seguir currando; L. porque, aunque no pudo quererme como yo deseaba, me quiere y me lo demuestra con su sonrisa; a María (compi del insti) que me pregunta si comí o si dormí y que se ha autodeclarado mi madre adoptiva desde que falleció la mía; a mi padre, por no preguntar; a mi hermana P. por ser feliz en su familia; a mi hermana C. porque ella es mi modelo a seguir.
Sé que me olvido a alguien y pido disculpas, pero el último lugar lo dejo para mi niña, porque a ella le tengo que agradecer que me vea alta y rubia, que me mire con tanto cariño y que me aporte tanto como me da. A ella en especial le dedico el año que entra, porque es una mujer maravillosa y porque me ha hecho pasar de la montaña rusa a las barquitas tranquilas del lago.
Feliz 2011, chicas, sé que será un gran año, que nos traerá alegrías y fuerzas para superar lo que traiga de negativo. Gracias por estar ahí.


PD: Desaparezco unos días, me voy con mi niña a remar por otros ríos. Pero, cuidado, que os vigilo.

lunes, diciembre 27

A veces, me enfado

Pocas veces, la verdad, pero hay cosas que me hacen perder la paciencia.
Sé que este post no será muy entendible, pero no tengo ganas de dar muchas explicaciones, solo (me pega mejor con tilde) quiero dejar constancia aquí que está llegando al límite mi paciencia y que, a partir de ahora, ya no estaré en plan: pobre, venga va, qué más da, aguanto, no me importa,...
No, a partir de ahora paso a tomar medidas más serias y en una de estas me cabreo en serio. Y me cuesta porque no quiero gastar energías en enfados que no me llevan a nada, pero es que ya está bien, ya está bien.
Que son seis años de fantasía en la que me toca a mí la peor parte, que no tengo más relación sentimental que la que ahora tengo con LamiInés y que no quiero que nadie me toque las narices, que bien me cuido yo de no tocárselas a nadie, coño.
Y eso, que me enfadé, ea. Que mi buen rollo tiene límite, que también tango mal carácter cuando me pongo y que mi energía y mi tiempo solo lo quiero usar con quien merezca la pena y que seis años de aguantar tonterías me tiene muuuuuuy jarta. He dicho.
Perdón, chicas, tenía que decirlo.

martes, diciembre 21

Sorpresa

viernes, diciembre 17

Salí de la cárcel

Sí, hoy salí de la cárcel después de dar un taller de igualdad en el Módulo de mujeres del centro penitenciario de Asturias. Y salí con el corazón encogido y enorme a la vez. Me llevé, cuando se cerró la última reja detrás de mí, el cariño de 23 mujeres con las que compartí dos horas y media de charla, de risas, de comentarios, de ideas, de experiencias, de seriedad, de empatía, de aprendizajes y de escuchas.
Muchas veces he salido contenta de mis charlas, pero hoy ha sido más intenso, más difícil, más cercano, más trabajoso, más inusual, más completo, más profundo, más ajeno y a la vez más mío.
No he visto maldad en sus ojos, no he visto violencia innata, no he visto delincuencia ante mí. He visto mala suerte, carencias tremendas, ganas de aprender, ánimo para exponer sus ideas, atención a mis palabras y una tremenda energía para reír y para estar juntas.
Sé que están ahí por algo, pero son mujeres a las que la vida no les ha tratado bien. Les pedí que me dijeran qué era lo que mejor se les daba en la vida, la mayoría dijo que cuidar de sus hijos e hijas; hasta que le llegó el turno a una que, después de yo insistirle para que dijera algo que se le diera muy bien, entre sonrojos y pudores dijo: "follar". Y nos reimos, y le di la enhorabuena, porque follar bien es una virtud que no todo el mundo tiene.
Compartí con ellas un tiempo que se me hizo corto. Luego, me enseñaron los lugares comunes que tienen, sin calefacción, con la que está cayendo hoy por estas tierras, me invitaron a un café que me supo a gloria y a mis bromas de que me tenía que ir porque ya se estaba cerrando todo y no quería quedarme dentro, una de ellas, muy seria dijo: "Para ti siempre habría un sitio aquí, te dejaríamos la mejor celda si te quedaras". Casi se me saltan las lágrimas, porque me ofreció lo único que tienen.
Y luego, entre besos y abrazos, les di la espalda, y oí como la más bollo de todas decía, bajito: "Vuelve, anda".
Y quienes me contrataron me han dicho que volveré a hacer otros tres talleres con ellas y eso me alegra.
Salí de la cárcel hoy, ellas aún no. Yo quiero volver, sé que ninguna de ellas querrá volver cuando cumpla sentencia. Estoy en mi casa y soy feliz porque soy libre.
Gracias, chicas del centro penitenciario, espero haberos enseñado algo porque vosotras me enseñasteis hoy mucho. Que la vida os traiga algo de suerte y que os permita volver pronto a cuidar de esos hijos e hijas que tanto queréis. Volveré y me alegrára volver a veros.
Ahora se me hace totalmente significativo aquel eslogan que cantábamos en los encuentros feministas: "No estamos todas, faltan las presas".

sábado, diciembre 11

Caleyeres

No os podéis perder el post de Desastrín. No es fácil que a una sidrería le hagan una crítica gastronómica como la que ha conseguido La Caleya y, desde aquí, quiero hacer mi especial homenaje a ese sitio y, sobre todo, a su gente.
Cuando eres lesbiana (y algo mayor) sabes la necesidad de tener unos sitios propios, donde te encuentres como en casa, donde puedas coger a tu chica de la mano y darle un beso con toda normalidad, sin comentarios homófobos ni miradas asquerosas.
Cuando eres lesbiana en una ciudad pequeña, esa necesidad aumenta y el placer de encontrarte con tus iguales y con tu gente se hace perentorio.
Cuando eres lesbiana y las copas y la noche y el ruido de los pubs ya no te enganchan, el encuentro para compartir la comida y las risas en un lugar donde te quieren, con la gente que tu quieres, es algo imprescindible.
Cuando eres lesbiana y asturiana, que te escancien la sidra con una sonrisa cómplice, o te sirvan la comida con aplausos por lo rica que está, o te abracen al entrar, o se muestren felices con tu felicidad y solidarias en tu tristeza, es algo que no se paga con nada.
Cuando eres lesbianay necesitas encontrar tu sitio, tienes La Caleya.
Gracias a Desastrín, por su riesgo al abrir los negocios,por dar trabajo a las mujeres, por ser la jefina de todas nosotras, por sus bromas, por sus broncas, por su cariño a la hora de dar de comer a las demás. Gracias a Noe, a Cris, a Ana, a Esther, por su buen hacer en la cocina, porque están entre bambalinas pero son protagonistas de nuestro compartir. Gracias a Yosu, porque es una de las mejores personas que conozco, a Cris Heidi Metal porque siempre es una alegría verla y provoca subidón sólo con su presencia, a Sandra por dejarme que me meta con ella siempre, a la Galle por su buen hacer y su cariño hacia Lamimari y LasuM, a Vane por su risa y por sus sujetadores.
Entre todas hacéis que La Caleya sea el sitio más especial del mundo, vuestra hospitalidad hace que todas las personas que entramos allí encontremos nuestro sitio en el mundo.
Gracias, Desastrín, gracias, chicas.

miércoles, diciembre 8

Sin controladores...en las nubes

Salgo de un enorme fin de semana como si saliera de la cueva. No me he enterado de nada y ahora me encuentro con enfados, cabreos, disputas, reivindicaciones, explicaciones, ejércitos, argumentos, insultos, posicionamientos, esperas, desesperas, disgustos, dineros perdidos, aviones parados...un descontrol con protagonistas controladores.
Y yo he pasado todos estos días sin control, sin necesidad de órdenes de torre alguna para despegar, aterrizando hoy yo sola, sin copilota que me bese.
He estado en las nubes sin saber que nadie me controlaba, he subido y bajado por los cielos y el aire sin ordenadores y sin navegadores a bordo, me he dejado volar como las garzas reales y ahora, ya en mi terminal de siempre, busco zona wifi para contactar con ella. No quiero facturar el equipaje, porque miro cada segundo de esta mochila de puente y no necesito tarjeta de embarque, porque así, sin ruido, sin motores y sin tripulación, sé que ya me he embarcado.
Sé que estuve en espacio aéreo sin control, en aire de nadie, solo mío y por los altavoces nadie me dice a qué puerta dirigirme, porque tengo claro dónde voy.
Siento lo que os ha pasado a algunas, sé que la víscera salta con todo esto, pero mejor la vida sin estados de alarma, sin ejércitos ejercitando su poder con armas. No dejo de pensar qué habría hecho yo si fuera controladora, menos mal que mi anarquismo personal me impide controlar a nadie.
Bajo de la nube, aterrizo como puedo, me dirigo a mis hangares, echo anticongelante y preparo mis motores para próximos vuelos. Es lo que tiene llevar el avión privado dentro.

martes, noviembre 30

Para Inés

Es tontería, a veces, poner las iniciales. Más que nada porque alguien puede llevarse a engaño y pensar que quien entró en mi vida sin estridencias, con suavidad, con cuidados y cariños, con amor, se llama Irina, o Isolina, o Isabel, o Ignacia. Y no, ninguno de esos nombres es acertado.
Así que os presento a todas las blogueras a Inés (sin foto, que es tímida, ya caerá como todas, jajajaa), la mujer con la que me apetece pasar mi tiempo de afectividades, cariños y sexo.
Por eso, para que ella lo sepa, este post va dedicado y es su "puesta de largo" en los blogs.
Gracias, Inés, por estar ahí. Besín, princesa. Y recuerda que dentro de muy poco empezarás a conocer a mi gente, así que prepárate, bonita.

domingo, noviembre 28

Me lo esperaba

Sí, me esperaba ya que noviembre iba a ser un mes terrorífico de trabajo. De hecho, así lo había planeado antes ya del verano, fue algo premeditado. Me explico: antes del verano me encontraba tan mal, tan desolada y tan frustada por tantos meses de intentar una relación que era imposible, que me empeñé en llenar mi tiempo para no poder estar mucho conmigo misma. Y puse manos a la obra y acepté todas las propuestas de trabajo extra que pude, y hasta me inventé alguna para no tener ni un minuto en el que mirarme en el espejo y ver el desastre de vida sentimental que llevaba.
Llené la agenda hasta límites que ahora veo como insalubres. El objetivo no era morir en el intento, pero sí era no tener tiempo a autocompadecerme, ni a pensarme, ni a analizarme. Antes del verano no quería verme ni en pintura y no quería darme la oportunidad de seguir cayendo en picado.
Pero en el verano hubo un cambio espectacular, mucha gente me ayudó a ver que tenía que pensarme para poder seguir adelante. En especial: Mármara me escuchó hasta el agotamiento, Lamimari y LasuM me acogieron como siempre, algunas blogueras me dieron asilo, cama, comida y cariño y, sobre todo, Morganita me enseñó a ver la vida de otra manera.
En septiembre, con las pilas cargadas, el corazón tocado pero no muerto y el cuerpo como nuevo, volví al trabajo y superé la prueba (mal que bien) de volver a verla. Y encontré a I. que se me metió en la vida suavemente, sin estridencias, sin montañas rusas, con cariño y escucha.
Y ya no quise mi agenda de noviembre, ya no quise trabajar tanto porque estaba contenta conmigo misma, porque quería tener tiempo a verme y a colocarme en una nueva forma de estar.
Pero los compromisos son los compromisos, y cumplí.
Por eso, hoy puedo decir que casi estoy de vacaciones, que he podido hacer todo lo que tuve que hacer, incluso corregir todo 2º de Bachillerato mientras viajaba de charla en charla.
Por eso, ahora, tengo que agradecer tanto a tantas que habéis estado ahí, sin reñirme, sólo escuchando, sin echarme en cara nada, sólo queriéndome, esperando que yo reaccionara y volviera a ser la Marcela de siempre.
Por eso, ahora, estoy tan contenta y me he dado una cura de sueño, para limpiar la agenda, para tener tiempo para mi gente, para querer a I, para adorar a lamimari y lasum, para compartir con Mármara, para saludaros a las blogueras y para agradecer a Morgana tanto que me ha aportado, que creo que ni ella es consciente.
Creo que esta vez, he aprendido la lección: no por mucho ocupar mi vida con trabajo, puedo huir de mí, me llevo a todas partes, mejor será mirarme a la cara.
Gracias, chicas, a todas las blogueras que me acogisteis, que me cuidasteis, que me escuchasteis sin juzgarme. Gracias.
PD: y también gracias a ella, que aunque nuestra historia ha sido imposible, es una amiga que también me ha enseñado mucho.



miércoles, noviembre 17

No estoy desaparecida

No estoy desaparecida, pero mi cuerpo y mi mente me piden un descanso de algunas cosas. Volveré con más fuerza en poco tiempo, sólo necesito dormir mucho, comer bien y tener un poco de tiempo para mí misma.

domingo, noviembre 7

Muy, muy, muy enfadada

Y es por tu culpa, Candelilla, que esto no se hace, mujer.
Resulta que a mi vecina Candela se le ha ocurrido dejar esta ciberciudad y cerrar su salita a estas blogueras que la buscamos siempre. Que dice que se pira, que cierra el chiringo, que aunque le gusta escribir pasa de contarnos nada, que ya no quiere que la leamos, que nos abandona y que nos seguirá leyendo.
Que no, Candelilla, que no, que este residencial de cibermundo es el tuyo, que aquí no hay voces, ni machitos con la hormona satélite, ni coches agredidos, ni siquiera piscinas de mierda.
No, maja, no, estos blogs que nos hemos juntado somos algo más que una ventana en la red, somos realmente red. Red de mujeres que se leen, que se escuchan, que se escriben, que se visitan a pesar de los kilómetros, que se animan, que se aconsejan, que se respetan y que se quieren.
Los espacios de mujeres no abundan y cada uno de nuestros blogs es una conquista en el espacio general, es un lugar de encuentro, una protección ante tanta gilipollez que en el mundo habita, una salita de casa que acoge a las amigas y les da calor.
Y, por eso, Candelilla, o cambias de parecer o te monto una barricada en el residencial que ríete tú de las voces de las chonis.
Esto parece una amenaza, pero es que lo es.
Esto parece una falta de respeto a tu decisión, y también lo es.
No nos dejes sin tu blog, sin tu calor, sin tus palabras, sin tus historias y sin tu cariño, por favor.
PD: esto es culpa del papa, seguro, que ya sabía yo que la visita de ese individuo nos iba a traer funestas consecuencias.

domingo, octubre 31

Cuestión de imagen

Candela escribía sobre ello en su blog, otros blogs han tratado el tema y a mí me saltó este verano claramente a la cara ¿Qué imagen damos en nuestros blogs? ¿Corresponde a la realidad? ¿Qué hay de la persona en el personaje y del personaje en la persona? ¿Qué parte de nosotras no aparece bajo nuestro nick?
Este verano, compartí tiempo con dos de mis blogueras favoritas, Candela y Morgana, (y con otras, como Farala, pero que ya me conocían) y las dos coincidieron en su percepción de Marcela. Ergo, mi blog da una imagen de la que yo no era muy consciente.
Aviso a Candela de que voy a verla y ella me dice que igual me aburro, que ellas son muy de casa. La pobre visualiza una bloguera juerguista e hiperactiva que necesita, como una droga, el movimiento y la marcha.
Aviso a Morgana de mi visita y empieza a pensar dónde puede llevarme de noche y cómo compatibilizar que ella es tranquila y yo un rabo de lagartija, incluso me ve bebiendo y de juerga toda la noche.
Y llego yo y no bebo, y no me gusta especialmente salir de noche y me duermo a las dos de la mañana aunque esté en una fiesta rodeada de veinte mil mujeres impresionantes, y me gusta la tranquilidad y adoro el sofá y me flipa mirar el paisaje y me entretengo viendo pájaros y quiero hacer meditación y hasta hago ganchillo (aunque nadie se lo crea).
¿Qué imagen creéis que da vuestro blog de vosotras? ¿Se corresponde con la realidad?
Creo que es normal, como en la vida misma, que la persona y el personaje compartan características, pero no sean al cien por cien iguales. El personaje es eso, un personaje que creamos para dar salida a lo que nos apetece compartir en el cibermundo, pero la persona comparte más allá que el personaje ¿qué opinais de esto?
Es gracioso ver que la realidad supera la ficción y que hay imágenes de las que no somos ni siquiera conscientes. Conocer a la gente en la realidad supone, cuando hay tanta conexión con ellas, ponerte delante un espejo en el que ver reflejada la parte de ti que has enseñado, incluso lo que no existe.
Ah, por cierto, que os conste que no bebo (un güiski, Morganita!!!!!) y es cierto que hago ganchillo, jajajaja.
PD: Dedicado a Inés, que a pesar de la imagen se empeñó en ir más allá.

miércoles, octubre 20

Igualdad intermitente, se os vio el plumero

Sacan leyes muy importantes, pero no se preocupan de que se cumplan. Crean un Ministerio para darse un barnicín de igualdad y que no se diga. Meten en cintura a algunas por estar dentro del sistema. Nombran una ministra muy joven e inexperta para que la "apaleen" en público cada vez que abre la boca. Se cuidan de no incluir a esas "feministas radicales" que dan miedín con sus justas reivindicaciones, uh, uh, uh. No aportan recursos para que la Ley de Igualdad de 2007 se lleve a cabo en todos los ámbitos de la Administración. No se forman ni se informan sobre cuestiones de género. Van apartando, poco a poco, las cuestiones sociales. Cierran el Ministerio de Igualdad, dando una alegría a los Cromañones que pueblan nuestros territorios.
Chapó, menuda jugada de ajedrez, ni Kasparov.
¿Cómo lo explicarán ahora? ¿Cómo se irán quitando el lila con el que se vistieron? ¿Cómo nos convencerán de que, como decía Julio Iglesias "la vida sigue igual"? Ah, claro, dirán que todo se seguirá haciendo desde otros despachos, claro, claro.
Pero el valor simbólico que suponía el Ministerio de Igualdad, el peso político que ello representaba, el respaldo a todas las acciones de igualdad...eso se va por el garete, desaparece en un macroministerio llamado Sanidad y, con ese nombre, se va su disfraz de paritarios.
¿Está contento, ya, Señor Guerra y el resto de varones/barones del PSOE?
El feminismo no es patrimonio de ningún partido, pero también es cierto que ninguno de los partidos mayoritarios lo ha querido suyo nunca, a pesar de los esfuerzos por parecerlo.
El feminismo necesita estructuras, pero que no se olviden que no necesita ni Ministerios ni falta de ellos para actuar.
Seguimos, seguimos, seguimos. Pueden cerrar un Ministerio (algo descafeinado, por otro lado), pueden atacar el simbolismo que de ello se deriva, pueden pasos atrás cuando quieran, pueden igualarse a la más rancia derecha, pueden hasta celebrar que, al fin, no tienen en el Consejo de MinistrOs ninguna tocanarices que les ponga colorados.
Pero nunca podrán con un movimiento y una gente que estamos fuera de su poder y de sus estructuras oxidadas.
No se olviden, seguimos en las barricadas ¿alguna que haya quedado sin despacho se apunta? ¿o se busca otro huequín con la mente tranquila, haciendo que se cree que todo sigue igual?????
En esta barricada hay sitio para todas, las que llevamos tiempo, seguimos en ella, no damos pasos atrás, no cerramos símbolos, sino que los añadimos, ya estamos acostumbradas y sabemos que, como dijeron las compañeras colombianas: "Lo más parecido a un machista de derechas, es un machista de izquierdas".
Y ya que lo esconden en otro Ministerio ¿por qué no en Interior? Porque con la violencia contra las mujeres hablamos de TERRORISMO.
A las barricadaaaaaaaaaaaaaaaaaas.
PD: creo que nunca escribí sobre partidos políticos, pero hoy más que nunca mi sentimiento personal es sentimiento político.

lunes, octubre 18

Jajjajajaaaa

No puedo comentar nada, por culpa de las carcajadas. Pobres, pero si me dan hasta ternura en su inocencia o en su ignoracia. Jajjaajajaaaaaa.

miércoles, octubre 13

Juntas podemos.

Una vez más, Ausonia y la Asociación contra el Cáncer me han propuesto que, desde este blog, lance un mensaje para que todas luchemos contra el cáncer de mama. Y, por supuesto, he aceptado y les agradezco que cuenten con Marcela, porque he tenido gente cercana que no ha superado la enfermedad, pero también he conocido otras mujeres que lo han superado y, sobre todo, sé que entre todas, juntas, aprendiendo, podemos cuidarnos mejor contra esa enfermedad que se ceba en nosotras.
Juntas podemos, el blog no sólo es para transmitiros cuestiones personales, también me gusta que sirva como vehículo para mejorar (en lo que se pueda) nuestras vidas.



Ausonia y aecc - Juntas avanzamos

miércoles, octubre 6

El altar, no te jode.

Manolín, menos mal que me lo explicas, resalao. O sea, que los tacones es para santificarnos, eso me lleva a reflexiones hacia otras cosas, siguiendo el argumento de tal gloria de la zapatería. Al loro, Manolín, que te voy a dar ideas para próximas declaraciones, "desgraciao":

- El burka no es una tortura, es para protegernos del aire.

- El poco reconocimiento en el deporte no es por discriminar, es para que no nos cansemos mucho.

- Los sueldos más bajos no es por joder, es para que no tengamos tentaciones de gastarlo.

- La prostitución no es por hacer uso de cuerpos, es para ser admiradas por los puteros.

- La talla 38 no es para que seamos anoréxicas, es para adorarnos como reinas.

- El techo de cristal no es para fastidiar, es para que no nos esforcemos tanto por subir.

- La invisibilización de nuestra labor a lo largo de la historia no es para olvidarnos, es para que vivamos tranquilas sin el peso de la fama.

- Las violaciones no son por destrozarnos, es por reconocimiento a nuestro atractivo.

- La pobreza que se ceba en nosotras no es para que muramos de hambre, es para protegernos del sobrepeso.

- Las lapidaciones no es por hacernos daño, son para que nos dé tiempo a despedirnos de los seres queridos al morir lentamente.

- La violencia contra nosotras no es por dominarnos, es por mostrarnos el camino correcto.

- El acoso sexual no es para mantenernos en nuestro sitio, es para que nos creamos deseadas.

Y así hasta el infinito, que tú bien que usas chanclas, Manolín, que verte subido a esos infiernos de tacones sería un espectáculo que no me perdería, querido. No hace falta que tú ni nadie nos santifique, prefiero que me demonicen, gilipollas.

domingo, octubre 3

Aves

Hoy es el Día Internacional de las Aves, un día para concienciar sobre la necesidad de conservar intactos los lugares donde estos animales viven o pasan. Las aves son una de mis pasiones, soy aficionada a los avistamientos, con mis prismáticos, el silencio y la paciencia (rara cualidad en mí). Quien nunca haya ido a ver pájaros no sabe el placer que se siente cuando enfocas bien a cualquier ave y luego empiezas a fijarte bien en todas sus partes, para poder ir al libro y decir con seguridad qué era.
Para mí es un placer, además de un aprendizaje precioso.
Pues bien, mi ave preferida es la garza real, te la encuentras en humedales, en los campos, encima de alguna roca, impertérrita, casi como una estatua.
He buscado qué significado tiene la garza real y me gusta: vigilancia, prudencia, está relacionada con el sol y en el antiguo Egipto (¿Quién me lleva a Egipto?) es el símbolo del renacimiento, una especie de ave fénix que surge de sus cenizas. Una vez soñé que una garza real comía de mi mano, fue alucinante.
Tanto me ha gustado el significado egipcio que, aunque siempre fui reacia, estoy pensando en taturme una garza real, el dibujito que os dejo más abajo.

jueves, septiembre 30

Raro, raro, raro

Leo la siguiente noticia en el periódico:

Y, de repente, me surgen una serie de cuestiones al respecto:
1- Si se convierte en dos mascarillas (digo yo, por lo de dos tetas) ¿tienen que las dos personas ir unidas para respirar o se desmonta entero?
2- Si las copas son tan grandes como las de la foto ¿le sirve para la boca a todo el mundo o habrá tallas, según la boca?????
3- Tienes una emergencia y necesitas la mascarilla ¿te quedas en tetas delante de todo el mundo al quitarte el sujetador???
4- ¿por qué no calzoncillos que se convierten en gafas de sol? ¿porque sería un marrón?
5- ¿A quién se le ocurre respirar por un sujetador? ¿sirve para el asma?
6- Además de salvarte la vida, da gusto tener en la boca tal prenda?
7- Si hay una emergencia ¿todo el mundo se tirará a nuestros sujetadores en busca de salvación?
8- Si no uso sujetador ¿me muero?
9- Nunca necesité ni sujetador, ni una mascarilla ¿debo empezar ahora por si hay una amenaza mundial?
10- Las de talla pequeña ¿se lo donamos en caso de necesidad a una criatura?????
Ahora el refrán ha cambiado, en vez de "Tiran más dos tetas que dos carretas" ha pasado, con la modernidad a "Salvan más dos tetas que dos carretas".

lunes, septiembre 27

Cómo cambia la vida

De nuevo me encuentro fuera de casa. Otra vez estoy en un apartamento a cinco horas de mi gente. Un día más despierto en una ciudad que, por una semana, será la mía.
Ayer entré por este apartamento un poco ansiosa, tenía ganas de ver qué me pasaba después de casi un año. La última vez que estuve aquí, fui feliz como nadie durante una semana y sufrí como no recuerdo haberlo hecho nunca el resto del tiempo. Alguien, desde lejos, me lo dio todo y me lo quitó de golpe, sin yo entender nada, lejos de la gente que siempre me protege. Menos mal que, en aquella ocasión, lamiMari y lasuM vinieron a salvarme y me acompañaron en días de llantos y charlas, en momentos de tragarme la angustia que sufría para poder hacer disfrutar a la gente de mis sesiones de coeducación. Fue tan duro que me subí a una montaña rusa suicida durante todo un curso y eso me agotó.
Ayer entré y se me vino un poco encima todo, me vi llorando y teniendo un peso tremendo a la altura del corazón.
Pero ayer, era otra Marcela la que entraba y supe respirar, pararme un poco antes de encerrarme en el pasado, mirar hacia delante y ver que tengo un futuro espectacular que me espera con los brazos abiertos.
Y respiré hondo, cogí mis cosas, sacudí la cabeza y mandé a la mierda la tristeza que me rondaba. Me di la tarde para mí, para no hacer nada, para dormir después del viaje conduciendo sola, para hablar con mi gente, para visualizar que la vida me regala todo los días motivos para sonreír y para imaginarme a mí misma triunfante en las charlas que me esperan y rodeada de mujeres excelentes que me piden "de salir".
Y esto último, majas, me ayudó, porque la autoestima sube y ya no hay quién me pare.
Y hoy, al despertar, me di cuenta de que, a pesar del dolor, este apartamento impersonal es, un poco, mi casa y esta tarde me espera una de las tareas que más me gustan: sensibilizar al profesorado para que trabaje por una educación para la igualdad.
Hace dos meses que no doy una charla y tengo miedo escénico, pero sé que tendré fuerzas y ánimos para transmitir que otra enseñanza es posible y que nuestro alumnado merece otros modelos y otros referentes.
Adiós a lo que me pasó en el pasado, hola futuro, estoy preparada.

viernes, septiembre 24

Despistes

Hace tiempo que tengo ganas de escribir sobre mis despistes. No es que sean muchos, nooooo, pero alguno ha sido sonado.
El peor de todos, el que me trajo por la calle de la amargura sucedió hace ya años, yo estaba de profe en un pueblo de la montaña de cuyo nombre no quiero acordarme y fui a León a la casa del pueblo de mi padre y mi madre. El objetivo era cambiar el coche a mi padre para que le hiciera la revisión al mío (tradición familiar, que paga él, jejeje). Bien, llegué, comí, cogí el coche de mi padre, le dejé el mío y volví a hacer los doscientos y pico kilómetros hasta la aldea no romanizada. Lo malo es que sólo les dejé el coche, porque las llaves me las llevé yo y no me di cuenta hasta que no llegué al p. pueblo y salió la del bar haciendo aspavientos y diciéndome que llamara a casa a León. No hizo falta que dijera nada más, perdí el color, me temblaron las rodillas y palpé las llaves de mi coche en mi bolsillo. Llamé desde el bar (no había móviles, que hace mucho que soy profe) y escuché de todo. Menos mal que mi hermana mayor tenía una copia de la llave y muuuucha paciencia y se fue para León (3 horas ida y vuelta) al rescate. Ayyyy.
Menos traumático fue cuando metí unas bragas sucias en la nevera, pero más guarro. O cuando tiré la taza del café del desayuno, una vez terminado el idem, a la taza del váter y tiré de la cadena; o cuando felicité a una amiga el cumpleaños el 20 de abril y cumplía el 7 de enero; o cuando intentaba hablar por teléfono por el mando a distancia de la tele; o cuando fui a dar clase al insti y era domingo; o cuando perdí las llaves de mi coche a las tres de la mañana; o cuando salí del hotel y no sabía luego ni la dirección, ni el teléfono, ni la habitación; o cuando me apoyé en un mostrador de una tienda de lámparas y les tiré cuatro flexos al suelo; o cuando cogí un pincho en la barra del bar y al retirarme les tiré tres al fregadero lleno de agua sucia, o...
Tampoco es para tanto, joer, es que con tantos años a una le da tiempo a mucho ¿no?


jueves, septiembre 16

Mi padre

Después de leer a Cris y a Farala, me he dado cuenta de que casi nunca escribo sobre mi padre; quizá porque la pérdida de mi madre me dolió tanto, pero también porque mi padre siempre ha sido la persona en la sombra, dejando brillar la cultura y la fuerza de mi madre. Él siempre ha sido el segundo en la pareja, el que ha llorado más, el que más cariño nos ha dado, el que se sacrificó hasta lo indecible para que pudiéramos ser lo que ahora somos.
Mi padre es el afectivo de la familia, si hay boda de una de sus hijas no sólo llora el mismo día del evento, es que se pasa una semana antes y una después absolutamente emocionado. Llora en los bautizos y yo diría que él sí que aulló cuando mi madre falleció; desapareció del mundo por mucho tiempo cuando enterramos a mi madre, no era él ni su sombra, casi ni se movía, se negó a asearse, a salir de casa y casi hasta a mirarnos a nosotras. Todo en su gesto fue dolor y trsiteza.
Ahora vuelve a sonreir poco a poco, porque tiene un nieto de 8 meses que le hace revivir, porque su nieta de 25 años le adora y le mima, porque su otro nieto, de 16 años es su colega y son uña y carne. Y porque sus hijas sentimos adoración por este hombre que repite todo veinte mil veces, que es pesado hasta decir basta, que todavía nos riñe por fumar y que siempre está dispuesto a hacernos recados, llevarnos al aeropuerto y tenernos los coches a punto siendo él quien va al garaje.
Mi padre siempre fue un guasón, tiene chispa y gracia, es guapo y coqueto. Pero lo perdió cuando se vio sin la mujer de su vida, a la que dedicaba todo el tiempo que le permitían sus dos trabajos con sus dos horarios completos. Siempre fue pobre, pero generoso, aunque ahora le tachamos de egoista porque empieza a pensar solo en él.
Mi padre es un machista de la vieja escuela, pero ahora friega los platos y a mí (que me impuse) me hace la comida y me sirve cuando voy a su casa. Con su machismo a cuestas siempre nos inculcó (junto con mi madre) que nunca dependiéramos de ningún hombre, que fuéramos independientes y listas en la vida.
Mi madre nunca aceptó mi homosexualidad, ni siquiera cuando intenté decírselo. Él tampoco, pero últimamente me está demostrando que no pudo hacerlo para no contrariar al amor de su vida. Mi madre lo bloqueó en ese sentido y ahora, libre de esa atadura mental me pregunta por lamimari y lasuM, se interesa por la salud de C., me asegura que cada persona tiene que ser feliz buscando donde sabe que está su felicidad, me dice que respeta que cada persona viva como quiera, me tienta a que le cuente qué pasa con mi vida.
Pero yo escucho, le miro y callo, porque ahora ya no es mi momento, pero no le tengo rencor, veo en sus ojos una petición de perdón que dice más que cualquier palabra.
Mi padre siempre está ahí, nunca nos ha fallado y si lo ha hecho yo no me acuerdo, lo olvidé.
Mi padre es insoportable con sus chistes y sus pesadeces, pero es adorable. Mi padre es especial.
Cuando alguien le dice que su hija Marcela es el vivo retrato físico de él, mi padre contesta rápidamente: "Noooo, ella es mucho más lista, salió a su madre".
Mi padre tiene defectos tremendos, como todo el mundo, no es perfecto y ha cometido errores; pero ante todo pone el amor por sus hijas. No se le puede reprochar nada.
Mi padre es un orgullo para mí y desearía que todas las mujeres hubiéramos tenido un padre parecido.
Te quiero, papi.

lunes, septiembre 13

Viviendo

Sigo tranquila, y eso, que en otras personas es normal, a mí me resulta sorprendente y muy agradable. Vivo bien, el estrés todavía no ha empezado y cada día me resulta guapo.
Ayer, por ejemplo, conocí a gente estupenda y tuve una de esas comidas en las que no cierras la boca, pero no por hablar o por ser mal educada y masticar con toda la bocaza abierta, no; sino porque estaba con gente del cine que sabe mucho y su conversación me dejaba boquiabierta. he conocido a dos directoras de cine: Chus Gutiérrez (El calentito) y a Eva Lesmes (El palo), y también a Alicia Luna (guionista de Te doy mis ojos, por el que le dieron un Goya). Un día muy completo y de mucho aprendizaje.
Y hoy me fui con lamimarmarita a golfear un poco, que no sólo de cultura viven las marcelas, y se nos dio regular, pero nos reimos.
Vamos que llevo una vida muy normal, muy tranquila, muy sociable y muy en mi casa, que eso también me encanta.
El post es un poco tonto, pero chicas es que había que actualizar ¿no? Ahora buscaré una fotito guapa. Besos.

miércoles, septiembre 8

Sin palabras

martes, agosto 31

Mañana será un buen día

Y no es que me gusten que se acaben las vacaciones, noooooo. Pero no me disgusta empezar el curso, tengo curiosidad por ver qué fue de la chavalería este verano, por sus historias y su cariño. Me produce expectación ver qué grupos me tocan este año, cómo me lo monto para motivarles y para que sea un año afectivo, alegre, con ganas de aprender y de enseñar.
Tengo un objetivo para este curso: que el alumnado se sienta bien en mis clases y que entre tod@s sepamos hacer una educación en igualdad, con emociones, con aprendizajes, con intercambios y con la sonrisa puesta.
Este será mi curso número veintiuno y estoy nerviosa.
Mañana será un buen día, lo sé.
Además será un gran día para la enseñanza en Asturias porque Marmarita vuelve a las aulas y eso se agradece muchísimo, una innovadora más para seguir en este camino de pedagogía lastrada por las costumbres y los currículos absurdos e impersonales. Vamos, Marmarita, a revolucionar las aulas, que la chavalería lo merece.

domingo, agosto 29

Conmigo misma

He dedicado mucho tiempo de mi vida a las demás personas, a lo que opinaban de mí, a hacerme querer aunque fuera con sacrificios, a mirar demasiado hacia afuera. Con ello, he encontrado gente que, ahora soy plenamente consciente, me ha querido por cómo soy, independientemente de cómo he querido ser y otra gente que sólo me ha querido por mi imagen.
Ahora, después de un verano de descubrimientos y tranquilidad, me siento realmente cambiada. Más bien diría que en proceso de cambio, porque esto no es de la noche a la mañana y no quiero que sea rápido (como casi todo en mi vida).
Estoy disfrutando de mí misma, estoy aprendiendo de Yosu a ser pancha. Cuánto tengo aún que aprender, querida Yosu, pero qué bien me viene que exista gente como tú que sabe parar a tiempo y poner buena cara incluso en las tormentas, gracias, preciosa, por enseñarme con tu sonrisa.
Siempre he sido una velocípeda, una rapidilla, un rabo de lagartija que ha vivido a toda velocidad pasando por la vida sin querer tocar demasiado mi interior, como si la velocidad me librara de los peligros de mirar adentro, como si tuviera mucho miedo de descubrir que me he construido con los ciminentos poco fuertes.
Y ahora, aprendo de otra gran maestra, Morgana, que pararme a descubrirme es el mejor regalo que me podía hacer y, poco a poco, me atrevo a mirarme sin juzgarme, escudriñando cuáles son los resortes que me mueven y cuáles son los recursos que tengo dentro para ser feliz, sin prisas, sin ruidos, sin estridencias, sin dramas, sin alharacas, conmigo misma.
Disfruto de mi gente mirándola a los ojos, casi sin hablar, sé que están ahí, dentro, con la seguridad que me da su amistad. Juego al golf más relajada, sin presiones por ser buena, sólo disfrutando de cada golpe, de cada risa y de cada comentario de la mi Mármara. Charlo con lamiMari y con Hasta los pelos y vivo la seguridad de su respeto hacia mí, me siento en familia.
Incluso he sido capaz de pasar todo un día con mi padre sin ponerme nerviosa y desear salir corriendo, hablando con el hombre de lo que a él le preocupa, aceptando su bronca porque he vuelto a fumar, riéndome con esas anécdotas que le he oído mil millones de veces.
Me veo más yo, más real, menos imagen, menos preocupada por lo exterior y con ganas de emprender una vida que me permita siempre mirar, sin tanto que ver, escuchar en vez de oír, callarme más en lugar de tapar con mi discurso rápido a las demás personas.
Estoy bien, muy bien. No sé lo que me espera en el futuro y tampoco quiero pensar mucho en ello, no me apetece ni predecir ni anclarme en lo ya vivido. Quiero ser consciente de mí misma, para disfrutar cada café, cada mirada, cada chiste, cada abrazo, cada gesto de mi gente.
Tengo por delante el mejor proyecto de mi vida: estar conmigo misma y mirarme dentro. Sé que será un proyecto lleno de altibajos, pero que me ayudará a vivir más de verdad, sin tanto adorno alrededor, sin tanto ruido externo y sin tantos autoengaños afectivos.
Marcela, la pastora hiperactiva quiere ser ahora la pastora más contemplativa y relfexiva. Marcela quiere quererse más.

jueves, agosto 26

Estoy volviendo

O eso creo. Había decidido escribir un post largo, pero ahora me doy cuenta de que me aburriría escribiendo. He decidido escribir uno corto, pero igual me enrollo.
Así que he decidido no escribirlo.
Dedicado a quien me enseñó que hacer caso a lo que me pide el cuerpo es lo más sabio que hay.

lunes, agosto 16

Jugar al golf con Mármara

Jugar al golf con Mármara es una de las cosas más divertidas de la vida. En un deporte en el que se supone que prima la concentración, nosotras nos reímos hasta de nuestra sombra. Marmarita ( y lasuhermana) tienen dichos para todo: "Bola en la calle no le mires el detalle", "esta fue politicuca: rastreruca y eficiente".
Ya no digamos cuando a Marmarita se le ocurre contar chistes en mitad de la partida, entonces todas mis bolas se van al monte de las carcajadas, porque los cuenta con una gracia que da igual el chiste que sea, y encima son buenos.
Eso sí, no veais cuando se cabrea la tía, entonces es temible, ajajjaa.
Me encanta jugar al golf, a pesar de que cierto tufillo pijo que desprenden las inmediaciones me queda lejano y fuera de mi entorno. Pero yo paso, a lo mío, a mejorar y a reirme con lamiMármara.
El otro dia jugamos un campeonato, era la primera vez (mi handicap no tiene ni tres meses) que me veía en tal tesitura y estaba muy nerviosa, tanto que lo único que pedía era no salir en el periódico del día siguiente en la sección de sucesos. Pero lo hicimos muy dignamente y Mármara no paró de animarme en todo el partido, es una excelente compi.
Y para muestra un botón de sus chistes en mitad de un golpe de golf muy comprometido: "Entra una en una biblioteca y dice: UNA WOPER CON QUESOOOOOOO. Le dicen: oiga que esto es una biblioteca. Y ella contesta: meca, es verdad, perdón: una woper con queso".

viernes, agosto 13

¿Vivo la vida que quiero vivir? Y una de estrellas.

Dos temas se me agolpan en la cabeza y en la experiencia. Empezaré por el más tanscendente, a pesar de que yo soy, más bien, de baja intensidad y poco dada a exponer públicamente mis "pajas" mentales (y las otras tampoco, que una cosa es la confianza y otra es pasarse, jaajjaja).
Bien, la reflexión en la que llevo un tiempo (Lanzarote y Morganita me han reactivado tremendamente esta parte de mí tan escondida que es la de pensarme) es que creo que me ha llegado el momento ideal de reinventarme, de mirar muy bien el tipo de vida que llevo y recrear el que me gustaría llevar. Miro lo que hago y, en general, estoy contenta: tengo trabajo fijo (que eso es un lujo hoy en día), soy una mujer independiente, nada me ata, no me bloqueo a mí misma para ser feliz, me río mucho, soy docente por vocación, soy lesbiana por mayor vocación aún y feminista encantada de serlo. Tengo las mejores amistades del mundo, tengo a lamimari que es una joya. Hago muchas cosas y he obtenido cierto reconocimiento profesional.
Hasta aquí, todo perfecto. Pero también hay otra parte "oscura" que, en muchos momentos, me niego hasta a mirar: soy insegura en los afectos, las relaciones sentimentales se me dan de puta pena, me provoca un terremoto que la persona a la que quiero tenga un mal día, me engancho en relaciones que, a veces, me provocan sufrimiento, tengo pánico al abandono, no me creo muy merecedora de los esfuerzos de las demás personas para conmigo y vivo en un estrés casi continuo. Ah, y trabajo demasiado, muchas veces para no pensar en que mi vida podría vivirla como yo quiero. Vamos, que el curre me tapa mi cobardía ante el cambio.
Es por ello, que me veo en el mejor momento de mi vida, en la temporada en la que puedo de verdad cambiar el rumbo que he seguido hasta ahora, en el tiempo de mi reinvención. Y creo que lo haré si la pereza y la cobardía me lo permiten.
Ufffff, qué intensita que me he puesto, ni que tuviera yo pretensiones de psicoanalista, mamma mía.
A ahora para aligerar esta intensidad que me ha dado, os contaré que el miércoles a la noche, lamimari, lasum y yo nso fuimos a las diez y media de la noche a la provincia de León, en busca de un cielo claro que nos dejara ver las perseidas. Íbamos pertechadas al máximo: bocatas de cecina con queso de oveja y aceite virgen, bombones, café caliente y hasta chupito de crema de orujo. Somos estupendas para disfrutar. Y llegamos a Barrios de Luna, en plena zona de Babia (estuvimos en Babia, vamos) y plantamos las sillas de playa en una cuneta y disfrutamos a tope de la noche.
Estrellas fugaces, vimos cuatro, una miseria, pero suficientes para pedir por nuestra felicidad y la de quienes queremos. Pero lo mejor fueron las risas por la situación en la que nos veíamos: noche cerrada, en una cuneta en el más allá y como si estuviérmos de picnic. Las carcajadas se oían hasta Zamora y tuvimos que calmarnos para no morir de los dolores de barriga y costado que nos dio.
Gracias, Mari y M, gracias por estar siempre ahí y por existir. Aunque sea capaz de cambiar de vida, ellas siempre están en ella.

lunes, agosto 9

Cuántas cosas

Venía yo de Lanzarote con la calma chicha que da la felicidad, con la tranquilidad no conseguida durante todo el curso, con el ritmo del caracol en hora de siesta, cuando me vi atropellada por la vida de siempre en este norte pelín sombrío y ruidoso.
Ruidoso, sí, porque después del descanso de la isla, aquí todo me parece chirriante, ruidoso y de mucho jaleo. Me está costando la vuelta.
Y bueno, estaba yo pensando que mi vida iba a cambiar a mejor, a menos ruido y más tranquilidad cuando me envuelta en una polémica que en mi ciudad ha surgido y me vi insultada desde los comentarios que los periódicos on line permiten sin pudor ni moderación alguna. puf, qué hostia llevé, vamos que aterricé de golpe en un estrés que creía superado.
Menos mal que aquí está la panda y me acogieron y me salvaron de las garras de los medios de comunciación (¡¡¡Cómo entiendo ahora a Angelina Jolín!!!!, ajjajajaaa). Y para animarme, nada mejor que una excursión de 17 bollos y 2 gays a Galicia, a pasar el día, creí que reventaba de risa. Me doy cuenta de que vivo en un mundo tan bollo que me resulta hasta raro ver parejas heteros por la calle.
Y pasado mañana juego mi primer torneo de golf, hago pareja con Marmarita y ella dice que vamos a arrasar. Yo digo que me contento con que no me expulsen por mala.
Y en todo esto, sigue conmigo el recuerdo de Lanzarote y, sobre todo, de Morgana: paisajes. volcanes, sol, calima, viento, blanco, verde, cenitas de terraza, cocina sana, gente envidiable que ha sabido hacer un gran cambio en sus vidas, hippies, lajas, risas, carcajadas, silencios, miradas, baños de mar, baños de luna, baños de amistad. Ayyyyy.

lunes, agosto 2

Vivir el momento

El día a día en esta isla está lleno de momentos felices, hoy no podía ser menos:
- Abrazo de buenos días. Desayuno en la terraza de Morgana.
- Mañana de calima y viento.
- Visita a la biblioteca de SARAMAGO, emoción al estar en la misma mesa en la que escribía un premio Nobel revolucionario, charla con uno de sus ayudantes, momento especial en mi vida al ser consciente de mi suerte:
- Excusión a El Cuervo, un volcán que permite entrar en su cráter, muy cerca del centro de la tierra, en contacto con energías invisibles que me conectan conmigo misma, meditación y risas, silencios y armonía:
- Bocata en el cráter, búsqueda de olivina entre las piedras, conversación e historias.
- Café apacible reodeadas de blancos y verdes, muy Lanzarote, sensación de plenitud y felicidad:

- Siesta en casa, masajes y reiki, me siento liviana (y lesbiana, que os veo venir), despedida de una gente maja, preparación de mi pronta marcha, cena con Morgana, intimidad y confianza.
- Paseo corto, viento y risas.
- Abrazo de fin de día.
- Mañana empieza mi último día de la primera vez que estoy en Lanzarote, una etapa que, de algún modo, me ha transformado.

miércoles, julio 28

Lanzarote y Morgana, felicidad

No os podéis imaginar lo que es vivir una isla tan especial con una persona como Morgana. Lanzarote no es una isla como las demás que he conocido, al menos así la siento yo, una isla que me da una fuerza tremenda, que me apega al suelo y que me da la impresión de mantenerme más cerca del centro de la tierra. Hay energía, calma, realidad, calor humano y paisajes que me hipnotizan.
Y Morgana es la hospitalidad hecha persona, un encanto de mujer cuidadora que te hace la vida fácil y que te pone delante todo lo que a ti se te hubiera ocurrido para que el día sea perfecto.
Conocemos sitios, nos bañamos, de repente, en cualquier rincón de la isla, nos dejamos acariciar por el sol y el viento sin obligaciones y sin bucles mentales.
Y charlamos, charlamos, charlamos.
Me siento en familia, con esa familia que elegimos en la vida, Morganita es ya junto con otras personas parte de mi vida más real. Qué bueno que existan personas así.
PD: la foto es de anoche, la luna nos acompañó después de un día completo y precioso.

viernes, julio 23

Nos echan del residencial

Seguramente ya habréis leido el post de Farala, y estaréis pensando que este encuentro de blogueras en Granada ha sido un encuentro paradisíaco, el no va más de las amistad y el bienquerer, el colmo de la sororidad y el cariño entre mujeres, el edén de la bollosfera...Nada más lejos de la realidad.
A continuación, tenéis la versión de la pastora Marcela y, a partir de aquí, cada una que crea a quien quiera, pero os puedo asegurar que la objetividad de Farala vive en el mismo sitio que mi heterosexualidad.
Llegamos hace dos días, Candela y Pepa nos recibieron con toda la alegría (porque aún no nos conocían), fueron hospitalarias, graciosas, cariñosas, comunicadoras, agradables, encantadoras...pobrecillas.
Como tiendo al esquema y el resumen en mis post, os diré en modo telegrama lo que ha estado pasando estos dos días por aquí:
- Granada entera se ha enterado ya de que hay una persona (que encima se hace llamar Farala, que eso ya tenía que habernos hecho sospechar) que se ríe con la "U", algo como (léase gritando): JUJUJUJUJUJUJUUUUUUUUU.
- Me enteré de que existe el tinte para el chocho y de que sólo debes echar medio bote, que si lo echas entero te queda casi de por vida como el de Serena Williams (pero con menos músculo).
- Hemos organizado, para el próximo año, el día del orgullín lesbi en la casa de Candela, más exactamente en la piscina en la que Chonis y Jonatáns gritanen plan tarzán durante todo el puto día (pena de armamento militar desperdiciado en tareas humanitarias). Ese día del orgullín habrá eslóganes para toda esta comunidad de gritones y gritonas, ya tenemos alguno, pero os pedimos que penséis más: "Este residencial es muy homosexual", "Detrás de cada balcón, hay un maricón, detrás de cada ventana hay una lesbiana", "Vente, vente, vente a la acera de enfrente", "No montéis pollos a todas estas bollos", etc.
- Candela es muy callada y, sobre todo, se orienta genial cuando conduce, vamos que todas las vueltas que nos da es sólo porque quiere enseñarnos los alrededores (joer, joer, joer).
- Menos mal que yo soy una mujer seria y pongo orden en todo este desfase.
- Hay granadinas que son muuuuy guapas y que no merecen tener el gesto triste.
Y bien, con estas cosas y unas cuantas conversaciones sobre chochos, amores y desamores, fiestas, familias, atentados pisciniles y demás, se nos ha ido pasando el tiempo y llega el momento de que nos echen de aquí, de despedirnos de dos amigas (porque ya lo son) y de decir "hasta luego". Mañana me tocará decírselo a Farala (que es como una hermana porque la quiero y no la aguanto a partes iguales, jajajajajja).
En resumen, qué privilegio el mío de estar con estas tres mujeres que me aportan tanto, de haber conocido el mundo privado de Candela y Pepa, de Mayita, de Lolo, Violeta y Paquito. Qué suerte que en un momento de mi vida abrí un blog y gente como esta se me ha ido acercando. Me he sentido querida, protegida y como en casa.
Menos mal que todavía queda gente como esta, gracias Farala porque estás como una cabra, gracias Candela por tu cariño que te sale por los ojos, gracias Pepa por tu tranquilidad y tu protección. Soy feliz porque estoy con mujeres que, una vez más, me demuestran por qué soy lesbiana y lo disfruto tanto.

martes, julio 13

Las 10 peores decisiones de mi vida

Escribe Tantaria en su blog un post que se titula como este y allí va desgranando 10 decisiones horribles que ha tomado en su vida. Me quedé pensando, después de leerla atentamente, cuáles serían mis 10 peores decisiones y, en principio no me salían. Y es que yo o tomo muy buenas decisiones o se me olvidan las malas, una de dos.
Bueno, pues hoy, delante del ordenador (he tenido que trabajar un poco en plenas vacaciones) se me encendió la bombilla (de bajo consumo, que estoy de vacaciones y no tengo para gastos inútiles) y vi claramente cuáles las 10 peores decisiones de mi vida. Así que paso a exponeros, someramente, que soy mujer de pocas palabras, esos errores tan desastrosos en mi vida:
1- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
2- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
3- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
4- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
5- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
6- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
7- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
8- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
9- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
10- Enamorarme de la mujer que no me convenía.
¿Queda claro? Así es mi vida ¿son 10 mujeres que no me convenían? ¿son 5 pero con efectos dobles? ¿es una sola y me ha marcado tanto? ¿es el sino de mi vida?

PD: El resto de decisiones en mi vida, tanto proesionalmente como personalmente, han sido inmejorables, así que no tengo de qué quejarme, soy una mujer con suerte en casi todo.

martes, julio 6

Algo pasa con los comentarios

No han subido al blog los comentarios que habéis hecho y no sé por qué pasa esto. a ver si se arregla por sí solo, porque yo no sé arreglarlo. Disculpen ustedes las molestias, majas.
Pues sí suben, pero no quedan marcados, ay, qué jaleo.

Pues claro que es un orgullo

Fui al Orgullo a Madrid, con lamimari y lasum. Allí estuvimos con la charanga, con la nuestra Yosu y con todo el orgullo astur que se movilizó mucho. Cuando vas al Orgullo, se suelen escuchar frases como "esta gente no representa a todo el mundo gay, tras, bi, les; esto es más bien una pantomima; está muy politizado; es un escaparate comercial de algunos bares; tanta pluma va en contra nuestra; es demasiado circo; no se necesita un día así; yo no estoy orgullosa de ser así, lo soy sin más", etc, etc, etc.
Y es cierto que hay política (cómo no, si todo es política), y es verdad que hay publicidad, y que hay pluma como para hacer mil edredones (es que cabemos tod@s, eso es la libertad). Y también es verdad, que las críticas suelen venir de quien nunca fue a un evento así y sólo conoce lo que pone la tele (que es poco y muy concreto, sólo lo más llamativo socialmente), porque si hubiera ido habría visto que también estamos todos los grupos que, desde todas las autonomías, luchan por la visibilidad y la no discriminación, las asociaciones de familias que quieren transformar la sociedad, etc.
Y además, me planteo que yo sí que estoy orgullosa de ser lesbiana y me gusta decirlo en alto porque soy valiente:
ESTOY ORGULLOSA DE HABER SIDO CAPAZ DE PONER EL AMOR POR ENCIMA DE LOS ESQUEMAS SOCIALES Y EDUCATIVOS. MI LIBERTAD DE AMAR ME DA LA FELICIDAD.

martes, junio 29

Orgullo astur

Ayer fue el Día del Orgullo y tuvimos mani en Gijón (también en la Cuenca, pero allí no fui). La mani estuvo muy bien amenizada por la Charanga mejor del mundo, Charanga Feminista Xuntes y Revueltes. Además, tuvimos hasta carroza, para no ser menos que Madrid (ejem), la carroza estaba animada por sidrería La Caleya, pub La Cuestión y pub La Santa (lo más granado del ambiente astur). Todo el recorrido fue muy divertido y, sobre todo, reivindicativo. La nuestra Yosu agarró el megáfono del coche que abría la mani y no lo soltó en todo el camino, gritaba: "Mi familia mola más, porque tiene dos mamás", "Vamos a quemar la conferencia episcopal por machista y patriarcal", "A los curas las lentejas y a nosotras las almejas", "Somos malas, podemos ser peores", "Lesbiana, porque yo quiero y me da la gana", "También las monjitas se acuestan juntitas", "¿Dónde están, no se ven, los maricas del PP? ¿Dónde están, no se ven, las bolleras del PP?", etc. que ahora no me acuerdo de todo.
Os pongo a continuación una selección de las fotos que hice, espero que os gusten:

Preparando la salida.
La mejor carroza del mundo mundial (astur).
Leed el letrero de la tienda, por favor, ajajjaaa.
El abuelo hizo la mani entera.
Rompiendo las etiquetas.
Mi familia mola más, porque tiene dos mamás
Por encima de la Iglesia.
La Charanga Feminista Xuntes y Revueltes.
La nuestra Yosu.

Sin sidra, no hay fiesta.
Asturies, siempre reivindicativa. Puxa Asturies.

martes, junio 22

Mezclo, luego existo

Como no tengo ni la cabeza ni los ánimos como para escribir un post redactado, voy a hacer una mezcolanza de cosas que se pasan por la cabeza, por el corazón y por el c... (las tres "c" de las que vivimos):
- Estoy contenta porque mi alumnado de 1º de Bach se despidió de mí con mucho cariño y un ramo de rosas, todo un detalle que me da ánimos para seguir en esto de la enseñanza. Acabo de terminar mi curso número 20.
- Estoy jodida, pero así llevo mucho tiempo.
- Estoy contenta porque la mi Marmarita y yo nos hemos tirado a los campos de Asturias, en busca del mejor golpe y con el objetivo de ser unas golfas (golferas o golfistas) de primera.
- Estoy jodida, pero se pasará, de todo se sale, vaya que sí.
- Estoy contenta, porque hoy tengo la última charla de este curso y una vez más veo que todo me ha ido de perlas profesionalmente.
- Estoy jodida, pero sólo una historia sentimental más de todas las que hay en el mundo.
- Estoy contenta, porque no tengo ni idea de lo que haré este verano (me han tocado tribunales de reserva ¿qué coño es eso?????) y siento la libertad de poder hacer lo que me venga en gana (eso espero).
- Estoy jodida, porque de nuevo me había hecho ilusiones vanas. Ahora ya están deshechas.
- Estoy contenta, porque hoy hace sol, porque ya no llueve y porque estoy guapa con mi nuevo corte de pelo.
- Estoy jodida, estoy muy jodida, cómo duele la mierda de lo sentimental.
- Estoy contenta, porque hoy llega la mi Mari y la su M. y porque La Caleya abrió nueva sidrería y allí encontraré a mi gente y me acogerán.
- Estoy jodida, pero ¿quién dijo que encontrar a alguien con quien compartir la vida fuera fácil?
- Estoy contenta, chicas, lo estoy a pesar de todo, porque soy una mujer feminista, independiente, con fuerza y además muuuuuy alta, olé.

domingo, junio 13

Me enamoré de un hombre

Hace dieciséis años también me pasó. Ahora, los cimientos de mi lesbianismo se tambalean peligrosamente, me tiene enganchada y no puedo mirar para otro lado. Sé que no me será fácil asumir,a estas alturas y vivido lo vivido, mi heterosexualidad, sé que entre mi gente no seré del todo comprendida, sobre todo al principio. Pero no puedo hacer otra cosa.
Sus ojos me tienen prendada, si él me mira ya no existe nadie más alrededor. Su sonrisa me llega al fondo del alma y me cura de cualquier herida. Su gesto, su cara, sus silencios, su mirada, su vulnerabilidad, su delicadeza, su sensibilidad, su forma de pedir lo que necesita...Él se llama Jorge y no me digáis que alguien puede no enamorarse de esos ojos.

PD: ya sé que todavía es un poco cerdito comiendo, pero es tan guapo!!!! Es mi nuevo sobrino, de cinco meses. El otro sobrino tiene 16 años.

jueves, junio 10

A vueltas con el amor

El amor, el amor...si es que ya está todo dicho...me sé toda la teoría, tengo hasta para escribir un libro con lo que se debe y lo que no se debe hacer.
Podría reflexionar sobre el amor y podría, incluso, dar consejos a toda persona que esté eamorada y que, en mi opinión, esté haciendo el bobo.
Y sí, yo estoy enamorada y estoy haciendo el bobo ¿qué pasa?
En fin, que llueve mucho, que ha vuelto el invierno, que me deprime tener una nube inmensa por boina y que pido asilo metereológico donde haga sol.
Mal día para ponerse a pensar en un amor no correspondido, voy a dejarlo por hoy y volveré al tema de mi triste situación cuando salga el sol y me dé calor a la espalda, que con los riñones fríos se piensa fatal.
Coño, a todo esto yo iba a escribir sobre mi último enorme despiste y se me olvidó y me puse a escribir sobre el amor, ayyyy, cada día estoy peor de la cabeza. Bueno, dejo lo de los despistes para otro post...si no se me olvida, claro.

viernes, junio 4

Pereza

Mañana salgo de viaje para trabajar a 300 km. Me encanta mi trabajo y me encantan las charlas, pero...esta vez me da una pereza tremenda.

sábado, mayo 29

Por la diosa, cuánto deporte (reeditado)

Abro un ojo, sábado diez y media de la mañana, y veo cómo entra el sol por la habitación, me desperezo, tomo café, quedo con Marmarita para la tarde, leo los emails y salgo brincando para la playa, a poner los pies en remojo. Llego a Salinas, al lado de Avilés, me quito las piernas (quiero decir que quito las perneras de mi pantalón desmontable, claro), me quedo en bermudas y descalza y a caminar durante hora y media con el agua de mar, fría y deliciosa, dándome en los tobillos, qué placer.
Por la tarde, a primera hora, me voy con Marmarita al golf, ya tengo mi carnet con al licencia y todo, voy nerviosa por ser mi primera vez (en el campo de las Caldas, que de otras cosas ya ni me acuerdo de mi primera vez...sí, sí que me acuerdo). Llegamos al campo y hacemos nuevo hoyos estupendos, con golpes de basura y golpes de antología. Sol, calor, verde por todos los lados, Asturias en su pleno apogeo, una gozada.
Y ahora, en casa, estoy que me caigo de cansancio y me doy cuenta, de repente, de que mañana es ¡¡¡el partido de fútbol contra las BollOviedo!!!!! Oh, por la diosa, cuánto deporte, va a acabar conmigo.

Ya hay crónica del partidazo, está en Hasta los Pelos y no puede estar mejor contado. Me duele todo, todito, todo, pero somos las mejores, chicas, con nuestro años somos muuuy buenes, jajajaa.

martes, mayo 25

Para Farala y la bellísima mujer que la parió

Faralilla, preciosa, cuánto lo siento. HOy se nos han removido las madres a muchas (también los padres). Hemos vuelto, por un momento, a vivir la angustia de cierto día que se queda grabado aunque una no quiera y sabemos lo que estás pasando, por eso te digo desde el alma que lo siento de veras.
Pero, mira, quiero contarte una cosa: hace dos semanas fui con mi padre a León, a una casa que era muy de mi madre, donde ella plantaba sus flores y atendía sus rosales con un amor infinito. Pues bien, hace ya más de tres años que mi madre no me rasca la espalda mientras charlamos, pero al llegar a la casa (cerrada todo el invierno) supe que mi madre andaba por allí porque sus flores aún están. La naturaleza ha hecho su trabajo y, tres años después, todavía hay bulbos que florecen, semillas que se han esparcido por la pradera y dan lugar a sus flores de colorines. Sin que su mano las cuide, han seguido naciendo y dándonos su alegría, porque de alguna manera ella sigue ahí.
Por eso, ahora, hoy, en un día tan jodido, quiero regalarte para ti y para la hermosa mujer que te parió una de las flores de mi madre, porque siguen vivas:

sábado, mayo 22

Normalidad

Me he pasado todo el sábado corrigiendo para poder terminar a tiempo y bien con 2º de bachillerato. Estoy contenta con sus resultados y con la motivación que han mostrado durante todo el curso, creo que hemos aprendido mucho y eso me alegra y me llena.
Por otro lado, ayer fui a cenar con la mi Mari y su M (Hasta los pelos). Hacía una temporadita que no las veía y que no aparecía por La Caleya y me prestó mucho. Saludé, besé y me reí, me encontré con Jo, Cris, Isi, Desastrín, Yosu, y más y nos pusimos al día. Sobre todo, recibí mucho cariño y eso recarga las pilas.
Además, hoy me examinaron de golf y aprobé, así que ya tengo handicap 36 y mañana saldré por primera vez al campo a jugar con Marmarita un partidín, qué bien que la mi Mármara me metió en esto, porque la vida es como el golf y yo estoy aprendiendo a "dar la espalda al objetivo", que es difícil pero efectivo.
Y, por último, lo que se sale de la normalidad a la que parece que voy volviendo es que Faralilla lo está pasando mal y eso me hace recordar lo que yo pasé con mi madre y me da impotencia no poder ayudar en nada. Sé que es ley de vida, pero eso no lo hace más llevadero.
En fin, que Marcela parece que vuelve a la normalidad, así que a aguantarme un poco más.

martes, mayo 18

Gracias, Calvin, por mandarme este vídeo que me encanta. Cuando veía este anuncio en la tele siempre alargaba las manos para poder atrapar las pelotas que bajan la calle, me deja impresionada la cantidad de colores que bajan botando. Quien ha estado en mi casa, sabe que una de mis colecciones es la de la pelotas que botan mucho, de esas de las máquinas en las cafeterías de las carreteras. Quien viaja conmigo, sabe que si hay una maquinita de esas, yo tengo que sacar la pelotita de turno, y es que no lo puedo evitar. Me encantan y me hacen la vida más feliz. Recuerdo la cara de Elenita Farálaez cuando abrí el tarro y solté todas las pelotas por el salón, sólo por esa cara ya merece la pena tener esta colección.

Va por ti, Faralilla, que lo estás pasando mal y que siempre estás para cuando estamos las demás en malos momentos.

domingo, mayo 9

No quiero nada

No quiero emails, no quiero llamadas, no quiero conversaciones, no quiero sermones, no quiero lecciones, no quiero conocer otras experiencias parecidas, no quiero psicoanálisis, no quiero compasión, no quiero broncas, no quiero explicaciones, no quiero que me pongan delante lo que es obvio, no quiero que me quiten mi fantasía, no quiero nada, no quiero nada, no quiero nada.
Quiero ser feliz, quiero reencontrar la fuerza que sé que tengo, quiero dormir mucho, quiero reñirme yo a mí misma, quiero recomponerme y volver a ser sociable, quiero pensarme y quiero sentirme. Ya está. He dicho.
Ah, una cosa, que nadie dude que esto se me pasará, que tengo fuerza para esto y tres más como esto, no te jode.

PD: Mi confidente de estos meses, Marmarita, está exenta de todas las cosas que digo aquí.

martes, mayo 4

Grrrrr, mis tetas

Hoy también me tocaron las tetas, se regodearon en ellas, la rubia no hacía más que agarrarlas y soltarlas, la morena las miraba y opinaba, de nuevo la rubia las amasaba, otra vez la morena matizaba la posición.
Hoy no fue erotismo, fue una mamografía, grrrrrrrrrrrrrr.
PD: el día que tengan que hacer huevografías seguro que cambian de técnica.