domingo, agosto 29

Conmigo misma

He dedicado mucho tiempo de mi vida a las demás personas, a lo que opinaban de mí, a hacerme querer aunque fuera con sacrificios, a mirar demasiado hacia afuera. Con ello, he encontrado gente que, ahora soy plenamente consciente, me ha querido por cómo soy, independientemente de cómo he querido ser y otra gente que sólo me ha querido por mi imagen.
Ahora, después de un verano de descubrimientos y tranquilidad, me siento realmente cambiada. Más bien diría que en proceso de cambio, porque esto no es de la noche a la mañana y no quiero que sea rápido (como casi todo en mi vida).
Estoy disfrutando de mí misma, estoy aprendiendo de Yosu a ser pancha. Cuánto tengo aún que aprender, querida Yosu, pero qué bien me viene que exista gente como tú que sabe parar a tiempo y poner buena cara incluso en las tormentas, gracias, preciosa, por enseñarme con tu sonrisa.
Siempre he sido una velocípeda, una rapidilla, un rabo de lagartija que ha vivido a toda velocidad pasando por la vida sin querer tocar demasiado mi interior, como si la velocidad me librara de los peligros de mirar adentro, como si tuviera mucho miedo de descubrir que me he construido con los ciminentos poco fuertes.
Y ahora, aprendo de otra gran maestra, Morgana, que pararme a descubrirme es el mejor regalo que me podía hacer y, poco a poco, me atrevo a mirarme sin juzgarme, escudriñando cuáles son los resortes que me mueven y cuáles son los recursos que tengo dentro para ser feliz, sin prisas, sin ruidos, sin estridencias, sin dramas, sin alharacas, conmigo misma.
Disfruto de mi gente mirándola a los ojos, casi sin hablar, sé que están ahí, dentro, con la seguridad que me da su amistad. Juego al golf más relajada, sin presiones por ser buena, sólo disfrutando de cada golpe, de cada risa y de cada comentario de la mi Mármara. Charlo con lamiMari y con Hasta los pelos y vivo la seguridad de su respeto hacia mí, me siento en familia.
Incluso he sido capaz de pasar todo un día con mi padre sin ponerme nerviosa y desear salir corriendo, hablando con el hombre de lo que a él le preocupa, aceptando su bronca porque he vuelto a fumar, riéndome con esas anécdotas que le he oído mil millones de veces.
Me veo más yo, más real, menos imagen, menos preocupada por lo exterior y con ganas de emprender una vida que me permita siempre mirar, sin tanto que ver, escuchar en vez de oír, callarme más en lugar de tapar con mi discurso rápido a las demás personas.
Estoy bien, muy bien. No sé lo que me espera en el futuro y tampoco quiero pensar mucho en ello, no me apetece ni predecir ni anclarme en lo ya vivido. Quiero ser consciente de mí misma, para disfrutar cada café, cada mirada, cada chiste, cada abrazo, cada gesto de mi gente.
Tengo por delante el mejor proyecto de mi vida: estar conmigo misma y mirarme dentro. Sé que será un proyecto lleno de altibajos, pero que me ayudará a vivir más de verdad, sin tanto adorno alrededor, sin tanto ruido externo y sin tantos autoengaños afectivos.
Marcela, la pastora hiperactiva quiere ser ahora la pastora más contemplativa y relfexiva. Marcela quiere quererse más.

26 comentarios:

guada dijo...

pues ya tienes medio camino hecho, por que el ser consciente de ello ya es mucho
suerte y disfruta
besos

bea dijo...

a mí ese momento me pasó hace dos años, para "arreglarme" tuve que venirme a Madrí, alejarme de todo lo anterior para saber qué era yo y que no era yo... me ha gustado el camino, cada día me y lo disfruto más... cada cosa y persona que pasa y que no pasa me hace disfrutar con sus hechos y no hechos porque sé que al final me tengo yo y no me voy a permitir fallarme...

no sé quizá lo he llevado demasiado al extremo...

también he descubierto que soy una tía de extremos...

pero ¿sabes qué? me gusta...

pd. cuando te conocí (que tú ni sabrás como ni donde nos conocimos) pensé... uhmmm, vaya esta es una de esas tías interesantes. (desde entonces SI te leo)

Nefer dijo...

Pues bueno, ya sabes: a por ello! y enhorabuena!

Morgana dijo...

...Marcela quiere quererse más... esta frase, compañera, es una gran frase, deja eco. Nos dices todo esto a nosotras pero, en realidad, te lo estás diciendo a ti misma, tu propia Declaración de Principios.

Mira, yo, lo que vi, fue un alma inmensa, casi tan grande como tu sonrisa. Y más cosas, pero esas te las cuento a ti sola.

¿Qué te digo? Que yo no soy maestra de nada, aunque te acepto el cumplido, eh?? jajaja ;) yo, como tú, estoy en proceso de cambio, en un continuado proceso de cambio que comenzó allá por... Sicila, 1942! jajaja... del que tú ya formas parte.

y... jajajaja deja, deja, mejor te escribo un email.

Besos, muchísimos!!

El Ogro dijo...

pase derrapé y ( aplause)

Un Saludo

mam dijo...

Me ha encantado tu post porque precisamente me siento en una fase parecida (que no del todo igual) provocada por una situación y unas horas anacrónicas jejejejej.

Tenemos derecho a querenos, a disfrutarnos y a ser feliz.

Mucha suerte en tu proceso.

besos

Brujabrújula dijo...

Marcela, precioso...mis mejores deseos para todo ello.
Siempre que pienso en ti, se me alegran la cara y el corazón. Eres buena pal mundo... Escucha un poco "Cambia, todo cambia" de Mercedes Sosa ;-) es muy certera.
Un abrazo Marian, y si se me permite sugerir de nuevo (vaya cara dura tengo) escribe pa nosotres, pero algo más largo muyer, que me gustaban tanto tus cuentos...

Patri.

Lena de mar dijo...

pues aprovechando lo que patri te ha recomendado musicalmente, me recuerda a otra canción que canta Mercedes Sosa y que es de mis favoritas: "soy pan, soy paz, soy más"

"... hay que sacarlo todo afuera como la primavera, nadie quiere que adentro algo se muera, hablar mirándose a los ojos..."

Yo también, preciosa pastora, estoy en tu mismo proceso desde hace más de un año y medio y te puedo afirmar que es lo mejor que me ha podido pasar: menos activismo exterior y más paz interior!!! te suena???

Invertir tus energías en tu propia autoestima es imprescindible para dejar de sobrevivir y empezar a VIVIR.

Te quiero mazo, marcelilla, y te admiro.

Pa'cualquier cosa relacionada con el proceso, llama o escribe.

Abracitos salinos

P.D.: ya no hay marcha atrás... te toca crecer!!!

Mar dijo...

a veces el mundo va tan rápido que te mareas, los días pasan volando y al final te das cuenta de que de tanto "no querer perder el tiempo" eso es precisamente lo que has hecho, porque te has dejado arrastrar por la corriente

primero tú, luego lo demás :)

me ha gustado mucho tu texto, me transmite mucha calma

un besito!

Marcela dijo...

GUADA: más que medio camino, siento que he empezado algo importante, gracias por los ánimos.
BEA: ¿nos conocimos en persona? perdona que no sepa dónde, ya he dicho que tengo que mirar más y escuchar más, sin velocidades ¿dónde nos vimos????
NEFER: a por ello iré, pero tranquilina, sin prisas.
MORGANITA: para mí ha sido crucial conocerte y charlar contigo, me has enseñado mucho y ahora quiero responder a lo aprendido, el email es perfecto para seguir nuestras charlas diarias, te quiero.
OGRO: un saludo.
MAM: muchas fuerzas para tu proceso también, seguiremos compartiendo para ver cómo vamos ¿vale?
BRUJA: me ha llegado al alma eso de que soy buena pal mundo, gracias, preciosa.
LENITA: sé que cuento contigo porque tú también eres sabia en estos procesos, acudiré a ti, prometido.
MAR: me alegra trsnmitir calma porque ya está bien de transmitir impaciencia, gracias por tus palabras.

LA DESGRACIÁ dijo...

¡Viva el matrimonio ipsosexual! Yo me casaba conmigo misma. Total, soy la que más sexo ma da.. xDDD

besines

farala dijo...

espero que no te ocurra como a una amiga mía que se fue a un retiro a india para "descubrirse a si misma" y regresó a los 4 días porque se había encontrado aburridísima, njajajajaaaaaaaa
muchos besos, marcela

Pena Mexicana dijo...

Marcela, un fuerte abrazo :)
El "turismo interior" es el más sanador pero es solamente para mujeres fuertes y valientes... tú lo eres :)
Ya que estás en camino, sólo te queda internarte cada vez más :)

besitos, enhorabuena

Begoña dijo...

"Me veo más yo, más real, menos imagen, menos preocupada por lo exterior y con ganas de emprender una vida que me permita siempre mirar, sin tanto que ver, escuchar en vez de oír, callarme más en lugar de tapar con mi discurso rápido a las demás personas"

¡Ahí le duele Marcelilla!
Debe ser el virus del verano o un virus que en algún momento nos ataca pero que me consta es poco agresivo...
Casi a la vez he conocido a las dos Marcelas, la primera por trabajo y aunque me gustó su arrojo, prefiero a esta que asoma.
He de decirte que, a veces, me impresiona la desnudez de tu blog,he aprendido cosas en él y no puedo por menos sentirme algo intrusa asomando la nariz por tus entretelas.
Me gusta lo que pretendes, tomo nota, espero que lo consigas aunque te remito a tu blog: tal vez encuentres lo que buscas.

Marcela dijo...

DESGRA: lo malo en esos casos son los divorcios, maja, que son más difíciles.
FARALA: no creo que me aburra, es más, creo que me sorprenderé a cada paso.
PENA: voy de turismo interior, a qué veo y descubro.
BEGOÑA: yo también me gusto más así y no te sientas una intrusa, que eres una invitada y para mí es un gusto verte por aquí.

cereza dijo...

Ehh.. Marcela, Hola!!

Pues mira, a mí, lo que me ha ayudado muchisimo en mi viaje interior, ha sido poder conocer un monton de blogueras que visibilizan su vida, tanto la vida social como la interior, con tanta gracia.
Muchas gracias, chicas porque ya no me siento un bicho verde, que he descubierto que las hay ¡mucho mas verdes que yo!...y me gustan.

Marcela dijo...

gracias, cereza. Por cierto, algo escueto tu primer post ¿no? jajajaa. Bienvenida a este blog.

Candela dijo...

Una cosa que me llamaba la atención antes de conocerte era el cariño inmenso que demostraban tenerte amigas tuyas. Es algo que se percibe tan claramente que no hay lugar a la duda, no puede ser fingido. Cuando te conocí entendí el porqué. Si tú no te querías lo suficiente te estabas tratando mal de forma inmerecida. Quiérete mucho y déjate querer por como eres.

Lui Strega dijo...

quererse mas es un gran paso.

dintel dijo...

Ya iremos viendo los resultados...

verticana dijo...

Pues a disfrutarse, Marcelinda. Aunque se puede estar a gusto y ver a los demás y seguir yendo rápido. Sólo que hay que estar muy atenta:) Besos:)

Lenteja dijo...

¿ves como era cosa de re-des-cubrirse y no sólo re-inventarse ...?...mujer.
Ese proceso que empiezas, pa mí que ya no acaba nunca, y siempre es para mejor, pastora.
Muchos besos. Lenteja

Lena de mar dijo...

lenteja es sabia!!!! suscribo todo lo que diceeeee

Más abracitos hasta tu alma

Marcela dijo...

CANDELA: gracias, preciosa.
LUI. querese es necesario, pero no siempre sabemos hacerlo
DINTEL: yo también espero resultados
VERTICANA: es irremediable ir rápido a veces, pero a ver si aprendo a fijarme
LENTEJA:tienes razón, redescubrirse es el secreto.
LENITA: recojo tus abracitos.

cereza dijo...

Pastorcica, dices que mi post es algo corto, ¡muchaacha, ¡deja que me corte algo al principio, que ya hago un esfuerzo con ello.!¡Ya te hartaras, ya!.

yosu dijo...

Jope¡¡¡¡
ya decía yo que el panchismo es una buena filosofía¡¡¡es una filosofía de vida, y te animo a que te busques y a que te re-encuentres, es muy difícil porque nos tomamos muchas cosas como enfrentamientos... hazlo desde la aceptación de quien eres y como eres y lo demás está chupao¡¡¡¡
la relación más difícil que vivimos a lo largo de nuestra vida no es ni con la familia, ni pareja ni amig@s es con nosotras mismas¡¡¡

pero tú pancha eh¡¡¡
que eso necesita su tiempo también jajajaj

besinos¡¡¡
préstome mucho este post¡¡¡¡