lunes, abril 19

Puf

Todavía estoy impresionada por el debate que surgió hoy en clase. Estábamos comentando La Metamorfosis de Kafka y una alumna me preguntó que por qué a mí me había gustado tanto esa novela, que a ella no le había dicho gran cosa. Le respondí que, cuando en mi adolescencia, leí este libro me sentí totalmente identificada con el protagonista, porque en cierta medida yo también me sentí algo escarabajo en una sociedad en la que no sabía si había alguno más a mi alrededor y que de ahí me había surgido la idea de que mi madre y mi padre no me querían incondicionalmente, fuera como fuera, hiciera lo que hiciera (estoy hablando de mi lesbianismo, no de ser una asesina en serie), sino que me querían siempre que me ajustara a sus cánones de vida y a los esquemas que tenían pensados para mí.
Y de aquí, surgió un debate interesantísimo en clase que puso en evidencia las carencias que tenemos casi todas las personas en cuanto a la afectividad y la protección de la familia. Y se escuchó decir a una alumna: "Mi madre me ha dicho siempre que no me quiere, que soy una sosa y una vergüenza".
Son casi las siete y media de la tarde y sigo tocada por el tema, sigo triste por esa alumna, sigo convencida del daño que hacen algunas familias y sigo visualizando mi propio daño. Joder, vaya clase de literatura, menos mal que no son todas tan de remover.
Puuuuuf.

28 comentarios:

kali dijo...

desde luego es que hay veces que la famiia es para regalarla. qué duro oir eso de boca de una madre. nadie como los más cercanos para dar donde más duele

María dijo...

¡Qué percepción tiene esa chica de ella! ¡Qué mensajes le llegan! Menos mal que existe el cuento del Patito feo... Esa chica florecerá.

Lena de mar dijo...

puffffffff y plofffffffff!!! imagino lo chafada que te quedas cuando te dicen algo así...

ánimo, que el sol saldrá mañana...

abracitos salinos

Candela dijo...

No se imaginan las madres la importancia que tienen sus palabras. Pero ¿sabes? que la mierda también se puede usar como abono para crecer, si sabes cómo. :)

Anónimo dijo...

Seguro que nunca jamás olvida a Kafka...

Qué buena frase Candela, esa me la apunto "la mierda también se puede usar como abono para crecer si sabes cómo"

Lenteja dijo...

Mis siete horas de trabajo discurren en estos temas con el grupo de adolescentes, ( no te cuento con el grupo de pequeñit@s...), si le sumo además las movidas mías familiares... Mira, que me voy a tomar una Micebrina o algo...

Besos. Lenteja
(Qué gusto de profe, hija, qué gusto... Un día te describo a mi prof. de lengua y lit. de BUP que lo vas a flipar )

Antígona dijo...

Qué suerte que tengáis clases de Literatura tan profundas, que llegues a tu alumnado desde el corazón, así tú te puedes convertir en esa persona cálida que sabe escucharles y que, desde luego, va a respetarles, algo que algunas madres y algunos padres ignoran, respecto a sus hij@s. Tal vez por la educación que a ell@s les dieron o tal vez por pura estupidez. Sobre que ningún/a hij@ te pide que l@ traigas a este mundo, lo ideal sería cuidarl@s y quererl@s. Por desgracia, en demasiados casos no es así. ¡Y bravo por ti, Marcela, que educas desde la libertad y el humanismo!
Debieran dar clases también para aprender a digerir la mierda, de modo que resulte benéfica y su abono fructifique.

cris dijo...

¿No te tengo dicho que cuando tengas un mal día te vayas derechita pa La Caleya???
Así no, eh? así no.

Venga, ahora un abrazo de los que me gustan a mi, que te va a dejar como nueva ;)

Besucos, Zorrón.

Alson dijo...

La carencia afectiva familiar es un ingrediente muy común en esta tarta que es la vida...
Sip del abono crecen flores

Marcela dijo...

Kali, precisamente por ser tan cercanas esas personas hacen tanto daño, qué pena.
María, pues imagínate lo que es eso para una chica de dieciocho años, que lleva así toda su vida.
Lenita, pues sigo chafada, hoy estoy hipersensible con todo y lloro con facilidad.
Candela, espero que esta nena sepa cómo aprovechar esto para ser feliz en la vida.
Anónimo, eso mismo decían al salir de clase, que no se les olvidaría ya nunca ese libro.
Lenteja, no me describas a la tu profe, que me da una rabia la gente docente que no pone el alma.
Antígona, a veces se dan estas clases, es la coincidencia del tema con las ganas de hablar de la chavalería, yo escucho y también aporto, pero es la clase la que mueve todo.
Cris, cariño, pues no te digo que no al abrazo, porque hoy lo necesitaba de verdad.
Alson, el maltrato en la familia es mucho más generalizado de lo que pensamos a veces, qué dolor ¿verdad?

farala dijo...

Creo que tu clase de hoy ha sido un gran homenaje (inconsciente?) a una que tu llamaste maestra. Así, Marcela, con toda la carne en el asador... un beso (y te he dejado un regalín triste en el feisbuk)

Sra. Castafiore dijo...

Lo primero es que a esa madre desalmada le quiten el carnet ya, pobre alumna.

Lo segundo que tienes que ser una gran profesora, mira que usar el metodo stanislavsky con kafka ...convertiste la clase en una terapia colectiva, y conseguiste que sacasen sus demonios; seguro que a la chica no le faltaron apoyos entre sus compañeros. Ánimo que a veces soltar las penas y echar la llorada es buenísimo.

Frabisa dijo...

Concuerdo contigo en que hay frases que son lapidarias y nos pueden acompañar durante tiempo y si son pronunciadas como en el caso de tu alumna a edad temprana, pueden marcar su afectividad futura. Pobre chica e ignorante madre que seguro que la quiere y no sabe hacerlo mejor.

un beso

Morgana dijo...

Uffffff, el temazo compañera! Nadie puede querer a nadie si no fue antes querido/a o si no se hace un "trabajito" personal laaaaargo y profundo. En fin, quién escapa de la lacra de haber sido poco querido/a o aceptado/a, etc., etc.??

Estoy con Candela. Y estoy contigo: estas cosas hay que hablarlas y las horas de literatura son perfectas para ello. Es más, yo ahondaría en el tema presentando diversos textos con diversos "tipos de amores". Y a esos chicos y chicas me los vas felicitando de mi parte por ser gente tan maja.

Besos!

verticana dijo...

MARCELINDA. No me extraña que estés tocada. Seguro que a la chiquilla le ha venido muy bien contarlo en clase. Pero vamos, a algunos padres habría que empastillarles..por eso es tan bueno hacerse una familia paralela, que son los amigos...
Por otro lado es lo que tiene Kafka. Que sabes dónde empiezas, pero no dónde terminas.
Besucos guapa.

PULGACROFT dijo...

Menudo tema que salió...se queda corta una clase y a veces incluso una vida entera para profundizar así...
;)

prófuga dijo...

la cucharacha no es la hija, es la madre que la parió -en el sentido más peyorativo-.

Pena Mexicana dijo...

Llego tarde y está casi todo dicho pero me reafirmo en lo que pensaba cuando era maestra de primaria: hay chicos que igual y estarían mejor si fueran huérfanos... ojalá que esta chavala sepa sacar lo bueno de lo que le ha tocado vivir. Para que luego haya listos por allí que digan ue los profesores tienen demasiadas vacaciones, las que tienen son indiepensables para conseguir un poquito de equilibrio, aunque tanbién es verdad que no todos son tan entregados como tú.

siempre anónima dijo...

Uuuuuuuuuuffffffffff! Vaya tema serio, la institución familiar, la célula en la que se sustenta una sociedad individualista, capitalista, insolidaria, intolerante, etc. Creo que el ser humano tiene que evolucionar y el concepto de unidad familiar también, tiene que dejar de ser un círculo cerrado: padre, madre e hijos; o madre, madre e hijos; o padre, padre e hijos. Pero mientras evoluciona o no, quizá deberían añadir una asignatura de carácter obligatorio que sirva para afrontar situaciones en la vida como, por ejemplo, la que has mencionado. El futuro de esa chica no debe estar marcado por su pasado, ella tiene la capacidad de afrontar su presente y aprender, sobre todo, para avanzar en la vida sin quedarse atrapada por algo doloroso que le ha ocurrido, ni aparezca frecuentemente en su mente la relación con su madre como un pensamiento recurrente y repetitivo que sólo le cause dolor.
Igual me he extendido demasiado.

Ave dijo...

Es escalofriante.

Irreverens dijo...

Hay muchísimas personas que no deberían tener nunca infantes a su cargo...
:(

En cuanto a ti, Marcelilla de mis entretelas, ¡ya me hubiera gustado a mí tener una profa de lite como tú!
:D

iTxaro dijo...

a mi me dijo que le había decepcionado...duro ..muy duro

Charm dijo...

También me impresionó ese libro en mi adolescencia. Sobre todo por estar contado desde su punto de vista y dejar ver, de forma gradual, ese proceso de progresivo abandono.
Intensa clase.

Saludos.)

Anónimo dijo...

No puedo imaginarme, una madre como puede decir eso de un hija es algo que no llega a entender, creo que ser madre es la experiencia más hermosa que se pueda vivir.
Me da mucha pena por esa niña, que pena, la suerte de madre que le ha tocado.

Besos. MARIA

Anónimo dijo...

He llegado a este sitio de casualidad, y no me puedo ir sin aportar unos refranes populares que ilustran el tema:

-La familia y el sol, cuanto más lejos, mejor
-¿Quién es mi hermano? El vecino más cercano.
-Más vale un buen amigo que cien parientes.

Seguro que hay más, pero sirven éstos como muestra de lo que nuestra cultura piensa sobre la parentela.

Vegana :) dijo...

"Si alguien te a de joder, la familia a de ser"

Vegana :) dijo...

Camina a tu aire :)

http://www.youtube.com/watch?v=6gxUwXl7ZQ8&feature=related

dintel dijo...

Lo que hubiera dado por estar en tu clase.