lunes, mayo 23

Feminismo es lucha



Sé que España amanece azul, pero también sé que la lucha por la igualdad siempre ha sido desde la periferia, desde el no dormirse en los laureles, desde la exigencia y desde el optimismo incansable.

El feminismo no depende de los cargos, ni de las urnas, ni siquiera de unas leyes que no han tenido ni los recursos ni las ganas de ponerse realmente en marcha.

Quizá, eso espero, este revolcón de la izquierda sirva para una regeneración, que no se puede desde el PSOE estar dando una de cal y otra de arena, que no podemos hacer leyes de igualdad y luego no mirar por su cumplimento, que no podemos tirar cohetes por crear un Ministerio que luego desmantelamos en aras de una sonrisa de los que abogan por la desigualdad.

Que no, joder, que no, que el feminismo es mucho más que todo eso, que el feminismo es un cambio que dinamita las estructuras conocidas y no puede contentarse con hablar sin actuar, que no podemos vender la taza para quedarnos con el plato, que el feminismo quiere la taza, el plato y el mantel porque eso es lo justo y lo igualitario.

Las feministas sabemos luchar desde la periferia, y yo diría que la periferia nos da un aire más limpio, más creativo y menos alquilado a cuenta de cargos.

¿De qué ha servido en Asturias que una parte de las instituciones estuviera luchando por la igualdad mientras en algunas Consejerías se hacía mofa de ello? Pues eso, que hay que seguir, que hay que exigir, que hay que despertar del sueño institucional porque somos de verdad.

No valen las lágrimas, vale el espíritu crítico, vale el seguir cada una desde donde estemos viviendo la igualdad.

Vale que seamos ejemplo de igualdad con nuestras propias vidas, con nuestra labor docente, con nuestra labor sanitaria, con los libros, con los estudios, con la calle, con las amistades, con las parejas. Eso sí que produce cambios.

Que ya está bien, que hoy es el día después y la lucha nunca se ha parado. Quien ahora crea que no merece la pena luchar es que no era feminista. He dicho, coño.

9 comentarios:

Begoña dijo...

Pues ahí le has dao. Ahora toca pasearse a cuerpo y...veremos.

yosu dijo...

Plas plas¡¡¡ suscribo todas tus palabras, he dicho coño¡¡¡

Solo te faltó decir que hay una parte de las feministas que se han ido de la periferia y se han apoltronado en el centro del sofá político...y a las que, por supuesto, se les va la olla, se mueven por intereses partidistas...

Besinos¡¡¡

Dot dijo...

¡¡y muy bien dicho!! seguimos y además, desde las plazas, que coño!

a ver si convenzo a noviapotente de subir al orgullín...

PULGACROFT dijo...

Marcela yo de verdad creo que el feminismo ( o más bien la igualdad) se consigue más desde la calle y menos desde las leyes.
Mientras las mentes (de las mujeres sobretodo) sigan sin creerse que somos iguales no hay nada que hacer por mucha ley que salga adelante.
Yo creo que a la mujer le interesan más las pequeñas cosas del día a día que las grandes cosas de una vez al año, por ejemplo: seguro que a la mayoría de las mujeres les interesa más que sus maridos se repartan igualitariamente las tareas del hogar a que en el gobierno haya el mismo número de mujeres y de hombres ministro.
No me preocupa tanto el que haya leyes como el que no cambien las mentes de las personas de las que en la mayoría de los casos es en el hogar donde se "adoctrinan".
De poco me sirve que me pongan muchas "aes" en los discursos si luego la que se va a tener que ocupar del hogar, de los mayores, de los niños y de prácticamente todo soy yo, por mucha "A" que me pongan al final...
en fin, es mi opinión.
(creo mucho más en el convencimiento personal que en una ley que me imponga algo).

Alson dijo...

lA LEY QUE AVANZA ES LA DE LA CALLE...(o no)

Morgana dijo...

La lucha es en lo cotidiano. Los cambios de paradigmas son en lo cotidiano. Seguimos en pie, claro que sí.

Besos!!!

Lenteja dijo...

Que sí, que sí, compañera, que mi vida, mi curro , mi vecindario, mi peluquera , mi cuñada y el conductor del autobús de esta mañana son los mismos con un partido que con otro... Si tengo un ratín te cuento la actividad de 15 min.que me inventé con los pequeñines de mi trabajo el mismo día del cacareado éxito del PP. Muy feminista, claro.

iTxaro dijo...

plas plas plas plas plas


besazo

Lena de mar dijo...

totalmente de acuerdoooo!! desde la periferia, desde el norte, desde el sur, desde el este y desde el oeste, desde las penínsulas, desde las islas, desde todos los lados donde haya feministas, allí habrá revoluciones!!!

Y la verdadera revolución empieza en una misma!!!

Desde nuestro día a día hay que estar orgullosas de ser feministas y hacer microactivismos saludables!!

Como dijo Ibsen: "la sociedad es masculina y hasta que no participen las mujeres... no será humana"

Abracines