martes, febrero 24

A pájaros

Mientras algunas blogueras andaban de parranda y desde aquí aviso que espero crónica, Marcelilla estaba a pájaros en un fin de semana largo y soleado que ha rozado la perfección.
Me fui con C. para las tierras de Zamora, una provincia desconocida que te atrapa cuando la visitas y que te da lo mejor del mundo: excelente comida, mejores vinos, sol, aire limpio, paisajes y amplitud de miras.

Allí, fuimos, más en concreto a la zona de Villafáfila, donde estan unas lagunas que son el paraíso de quienes practicamos (en mi caso como hobby, que soy principiante) la ornitología. Ir a ver aves es un placer que no se puede describir fácilmente, te encuentras todo el día al aire libre, hablando bajo, caminando serenamente y recibiendo el frío de Castilla. Miras con los prismáticos hacia el agua y ves: gansos, patos cuchara, azulones, fochas, tarros blancos, porrones moñudos, gallinetas de agua... Miras para los árboles y: milanos reales, cernícalos primillas, petirrojos, mosquiteros, pardillos, escribanos, avefrías, chorlitos dorados...Y, el colmo del placer en esta tierra zamorana, miras hacia los campos sembrados y descubres a la reina de la zona, un ave huidiza, asustadiza donde las haya, el ave volador con más peso del mundo: la avutarda, la enorme e impresionante avutarda.


Vimos tantas esta vez, que nos fuimos con la sensación de haber vivido algo muy especial en nuestras vidas. Y volvimos triunfantes y felices, comimos un lechazo de Castilla para despedirnos, regado con un estupendo vino de Toro y dijimos adiós a una tierra que nos volverá a ver en cuanto tengamos un par de días libres. Qué buen fin de semana, qué bien se vive sin currar.

8 comentarios:

Irreverens dijo...

¡Bien por vosotras!
:D

Jo, yo lo que no entiendo es que haya personas capaces de sobrevivir sin salir al campo al menos un día a la semana.
[Lo sé, suena exagerado, pero así lo siento.]
:)

Besos

dintel dijo...

Me encanta Zamora, Salamanca y sus tierras. He trotado por ellas en alguna ocasión.

marigel dijo...

Yo ví unas 7 abutardas, más o menos, (pesadas y enormes)además de mí, que soy más bien una avestruz, porque volar, volar... todabía no vuelo.
Ja, ja, ja... Te echamos de menos, guapa.

marigel dijo...

Espero que las señoras que estuvieron conmigo no se molesten por el apelativo, que no tuve intención ofensiva ninguna.
Es que, como se ve, yo soy muy bruta (además de muy directa)

Glora dijo...

Chiquilla!! Eres una caja llena de sorpresas!! ¿Aficionada a la ornitología? Yo confundo todas las aves, bueno, sé distinguir a una gaviota de una paloma, pero me encanta observarlas... se aprende mucho... lo digo en serio...
Muchos besos

Izel dijo...

Qué envidia me has dao, no tanto por la oornilogía (soy una ignorante en ese tema) sino por el paseo tranquilito y relajado... Me hace falta sí...

lala dijo...

que placer!!
que bien se vive cambiando la tierra debajo de los zapatos un poco...

Conso dijo...

Cada encuentro ha tenido su encanto..(avutardas incluidas).