jueves, febrero 8

CERRANDO CÍRCULOS
Sé que debo empezar a escribir, como siempre, con humor y con ganas. Sé que es necesario volver a lo cotidiano y a lo diario porque la vida sigue y fluye. Sé que estaría bien, de nuevo, ver a mi gente y disfrutar de su compañía con música y charlas...pero debo, ahora más que nunca, cerrar bien este círculo, necesito redondear el sentimiento y hacer la despedida que ella y yo merecemos.
Madre, tú y yo hemos cerrado un círculo precioso, los dos últimos años de nuestra relación hemos hablado de todo (lo que no se habló bien callado está), nos hemos besado mucho, te he acariciado como nunca y tú, al fin, volviste a tu costumbre de rascarme la espalda mientras charlábamos.
Seguiste siendo la matriarca de la familia hasta el último minuto, te fuiste siendo útil y dejando todo en su sitio; pero lo que a mí más me llena es que tú y yo llegamos a conseguir un equilibrio perfecto de respeto y de cariño. Menos mal, madre, que puedo cerrar este círculo así: no tengo nada que perdonarte ni nada por lo que pedirte disculpas.
Así que, mami, si no te importa, te colocaré en el lugar más destacado de mi alma y seguiré mi vida mezclando algo de lo que tú me enseñaste y otro poco de lo que yo añadí.
Damos el círculo por cerrado, madre, por bien cerrado.

14 comentarios:

MORGANA dijo...

Me alegro de volver a leerte Marcela.

Esos círculos son preciosos... mucho colorido, algo näif, afectuoso; parece seda pintada o similar... como las copas de los árboles que pintan algunos niños/as o las flores inventadas... Si los miras individualmente, cada uno dice una cosa distinta...¡Preciosísimo!

Si atiendo a la imagen... el círculo del que hablas está cerrado, bien cerrado y de bellísimo contenido. Te felicito por ello. Recibe un fueeeeerte abrazo!

el pato dijo...

un abrazo solidario

Anónimo dijo...

Desde Tarragona, leemos tus palabras y estamos contigo.

Un abrazo muy, muy fuerte,

Belén y Gema

Mármara dijo...

Qué afortunada eres, cerrando este círculo como lo has hecho. Seguro que te consuela y te reconforta, en estos momentos en los que el dolor pesa más que cualquier otro sentimiento.

La Canija dijo...

Las cosas siempre se acaban, por lo menos has conseguido cerrar el círculo, muy poca gente lo consigue, la mayoría cerramos las cosas con una espiral. Además de desearte muchísimos ánimos quiero que recordarte que no pasa nada por dedicarse tiempo a uno mismo, es necesario para cerrar los círculos, para conseguir pensar en una persona y sonreir (que es lo que seguro que ella quiere) y no sentir una terrible tristeza, paso a paso, pero falta menos. ÁNIMO

winnie dijo...

Cierralo bien cerrao
Besotesss

Anónimo dijo...

El duelo hay que hacerlo y hay que pasarlo, pero también ha de durar lo imprescindible y cuando no se cierran los círculos, se eterniza. Por eso, aunque estés de duelo, qué bueno que cierres círculos

Anónimo dijo...

Verde, el verde perpetuo en tus ojos desde hace dos semanas, con el mismo color verde que tenían tus ojos al teclear cada sentimiento, el verde que te hacia difícil ver lo que escribías, con ese verde te leí.

Poco a poco dejara de pesarte el aire en los hombros, y pasara a ser una brisa que te acompañara siempre, como ella. Te quiero preciosa.


Latumari

The lesbian sisters dijo...

marcela, estoy contigo desde la distancia. un abrazo fuerte. ha de ser muy doloroso. cuando suceden cosas así inevitablemente pienso en mí y no lo puedo imaginar. en fin. supongo que forma parte de la vida.

paula

Anónimo dijo...

Parece increible! nos nos conocemos mucho,y al mismo tiempo formas parte de mi mundo.Un pequeño mundo,del que hasta hace bien poco,no existia dentro de mi y del cual nunca imagine el inmenso valor que podria llegar a tener.
Tu eres una de esas luces dentro de mi pequeño mundo,quizas no la que ha brillado con mas fuerza desde el principio, pero que se ha hecho indispensable. Esa pequeña lucecita que asoma con respecto de vez en cuando y que tiene tanta fuerza en su interior,que no llegas a comprender como es posible que pueda brillar tanto.
!!Gracias,gracias por estar ahí, iluminando mi pequeño mundo, mi pequeño y nuevo mundo, del cual aprendo cada dia y me hace ser tan feliz!!

las tus terricolas dijo...

Bollin somos las tus nenas!!! Queríamos decirte que deseamos que pronto estes bien y verte feliz, sonriendo y sacando fotos raras.
Queremos ver muy pronto a la "marcela" pilladora ae aeee... :)
Sonrie un poco que con tu sonrisa nos das vida
BESOS ENORMES DE LOS BOLLITOS PEQUEÑOS
Y UN BESO PA LA TU MARI

Ripley dijo...

Es importante cerrar círculos, cierra este y vuelve a ser tu, nunca pierdas tu forma de ser que tanto nos gusta a todas. un besazo y será un placer volver a leerte como siempre.

Anónimo dijo...

Se me han escapado las lágrimas... y me he quedado sin palabras...
Un abrazo y ánimo!

chocolate dijo...

Se que es muy duro cerrar ese círculo, porque esta hecho de multitud puntos de cariño, de lecturas compartidas, puntos de cuidados, de mimos,puntos de comidas, de encuentros y desencuentros (más bien lejanos,quizás adolescentes),puntos de presencias y de ausencias, de risas y de llantos, de ocasiones en las que ella te guiaba y te enseñaba y de otras en la que tú eras quien habría camino, de detalles, de sonrisas, de calor...
Tu ilustración es perfecta porque aunque los círculos están cerrados hay otros concéntricos, que a partir de ahora construiras tu con su recuerdo, con su calor..., que te seguirá acompañando y sobre todo con cada parte de ella, que ahora más que nunca sabrás que vive en tí. Los círculos están vivos Marcela, los círculos ruedan y por eso cada día los sentirás dentro de tí, unas veces caerán de un lado y otras de otro y con su movimiento te dejarán pararte en un punto distinto. Quizá ahora el movimiento y la dirección del giro los decidan los mismos círculos, pero con el tiempo decidirás que parte del círculo te acompañará cada momento.
Mis círculos están vivos Marcela; son mi fuerza interior, mi centro de gravedad y mi brújula.
Deseo que para tí, los tuyos también lo sean.