lunes, octubre 29

Si primero lo digo...

Si primero digo que no me pasa nada en forma de post...toma post.
para mí la peluquería, excepto con aquella buena aprendiz que me lavaba la cabeza, siempre fue una tortura, una especie de prueba a mi paciencia y a mi saber decir que no a todos cuantos producto se empeñan en venderme cuando yo sólo voy a cortar un poco el pelo.
Pues bien, hoy disfruté con la cara de la peluquera y me ofrecí a mí misma una especie de venganza ideológica.
Llego a la pelu, se ve que hay crisis porque no hay ni un alma y me reciben como si hubiera llegado Rockefeler (a lo que estamos llegando, por las diosas). Me sientan, les digo exactamente lo que quiero y empieza el mercadillo:
- Chica, qué pelo tan bonito y taaaaan suave, qué pena esas pocas canas que se te ven ¿te ponemos algo de tinte?
- No, gracias, me gustan esas canas, las cuido más que a mí misma.
Cara de sorpresa en la peluquera, que sigue amasándome el pelo en busca de más "imperfecciones".
- Unos reflejinos te quedarían genial, con este color tan bonito que tienes.
- No, gracias, no necesito reflejos, nunca le he echado nada y me gusta tener el mismo pelo desde que nací, sin pintarlo.
Cara de "esti bollu no suelta la pasta".
Ya lavada y empezado el corte de pelo, se acuerda de algo, me deja y me viene con una tarjeta:
- Mira, te regalamos una sesión de INVIDA (lo entendí así, pero no sé si era ese el nombre), con este vale puedes tener media hora para la piel de la cara.
- Ah ¿y para qué exactamente?
- Pues para un tratamiento (de tropecientas mil sesiones luego) para el envejecimiento, te sube un poco los párpados, te quita alguna pata de gallo, te suaviza las arrugas, te....
- No, gracias, mis arrugas me encantan porque me recuerdan la cantidad de carcajadas, los ceños fruncidos de no entender nada, la cara contraída de cuando lloré y las miles de sonrisas que dicen que aguapan mi cara. Gracias, pero no quiero rejuvenecer, me gusto mucho.
Cara de "estaá lloca, no hay duda, esta ye más rara que un perru verde".
- Bueno, mira, te lo doy y si quieres se lo regalas a una amiga ¿vale?
- Vale, vale.
Hora de pagar mi sencillo corte de pelo y último intento:
- Mira, este champú es ideal para tu pelo (corto, sin reflejos, canoso y asquerosoooo, maja, le faltó decir), sólo cuesta 22€ y es ideal, ideal.
- Muuuy barato, sí, pero tengo todavía tres frascos de champú de la última oferta de Mercadona, gracias.
Pues me fui con sensación de que a pesar de haber pagado religiosamente mi corte de pelo, yo no soy buena clienta de la peluquería y la peluquera se quedó con cara de "estas mujeres que no se cuidan no merecen mi esfuerzo".
En fin, que hoy me marché riendo de la pelu, criando alguna arruguilla más pero más ancha que larga (eso siempre).

10 comentarios:

bekiddo dijo...

jajaja, "esti bollu no suelta la pasta"... me encanta! Mi peluquera actual (uy, cómo suena ésto), ya me ha calado, y ni se molesta en comentarme lo de las canas, es super rápida, eficiente y no habla, vamos, que es perfecta para lo suyo.

Irreverens dijo...

¡jajajajaja! ¡¡¡Lo suscribo todo!!!
:D

Ay, bueno, no. Lo de "bollu" no, ¡jajaja! (que ya te veía venir, guapa).
XD

Besines

ISA dijo...


Ayyyssssssssssssss, a mí si me gusta ir a la pelu: que me laven y me den un masajito en la cabeza, y que me peinen...
Eso sí, como voy siempre a la misma, ya saben que no tienen que mencionar ni por el forro: "...deberías cortarte el pelo", "....tenemos unos productos buenísimos pa tu melena".
Nasti de plasti: una vez al mes voy a que me den color (no tinte) porque mis canas (nome gustan nada de nada) crecen SOLO por la frente y me da un flus cuando me miro al espejo, cada 2 ó 3 meses me corto las puntas "un cms.", ni más ni menos y cuando tengo un evento y no tengo ganas ni tiempo de lavarme y "plancharme" el pelo, pues me voy a la pelu y tan a gusto.
Entiendo que hay crisis y que te quieren vender y hacer de todo, pero cualquier producto que compres en la pelu es infinitamente más caro que los que encuentras en los super y no desmerecen nada.
Hay crisis, si, pero también para los clientes, no te digo.

Luz de la Garza dijo...

Ves? si encontrar temas para un post es super fácil. Basta con querer hacerlo y dedicarle tiempo :)
No te vayas, si le sacas este jugo a una simple visita a la pelu...

besos niña

Fernando Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Moreno dijo...

Hacía tiempo que no me reía tanto ni me sentía más identificado y sí, a los hombres también tratan de vendernos cosas; en mi caso champú de caballo o no sé qué, que vete tú a saber si me haría relinchar o conseguirá retrasar el inexorable avance de mi genética capilar.

Lo peor, efectivamente, que incluso pagando religiosamente por el servicio que te prestan y tras haber sido más paciente que el santo Job, te intentan hacer sentir antipático y culpable por no ser más consumista.

chris dijo...

Qué bueno...aunque tienes que entender que no deben estar acostumbrados a encontrar mujeres que se gusten a si mismas tal y como son...

Lo bueno de ir a la misma peluquería desde hace 7 años es que me conocen muy bien. De cachondeo me ofrecen un toquecito de maquillaje que complemente mi habitual corte de pelo. Nos reímos, hablamos de la actualidad, de los romances de cada uno y hala!! más contenta que unas pascuas.



Lenteja dijo...

Jajajaja, la mía dice al verme entrar: " Anda, ¿¿ya han pasado seis meses??" Con eso te digo todo.... ;)
Besos.Lenteja
*No es por presionar, pero yo también echo de menos tus post....

PULGACROFT dijo...

Ya sólo faltaba que no´i hubieras dejao propina...

LA DESGRACIÁ dijo...

Con la crisis creo que nos estamos haciendo todas como tú xdd

besines