sábado, octubre 25

Armarios metafóricos

Toda la tarde de ayer y la mañana de hoy me las he pasado con un hombre...nooooo, no, no me ha dado una fiebre hetero ni nada parecido, simplemente he tenido en casa al hombre que me estaba poniendo puertas nuevas al armario empotrado de mi habitación.
Hace ya mucho tiempo que había quitado las horrorosas puertas que tenía el armario cuando compré la casa, unos enormes espejos que me asustaban todas las mañanas cuando me levantaba y que, además, por las noches reflejaban las luces de la calle y me daban mal rollo.
Es decir, que hace mucho que mi armario lucía camisas y jerseys al aire, sin importarme un pimiento quién lo viera y en qué circunstancia ( o sea, tú estás abrazada muy acarameladita en la cama y, de repente, tu chica de ese momento se queda absorta en el armario: "Ay, marce, qué camisa más guay esa de color verde ¿me la dejarás, maja?").
Y mientras el buen hombre trabajaba (era bueno, porque al barrer se llevó más mierda de la que tiró él y no se inmutó ni nada, muy bueno, sí señor), a mí me dio por pensar que quizá cuando salí del armario lo hice tan a lo bruto que rompí las puertas y que luego necesité un tiempo para airear el armario de mi vida, para que entrara luz, para que el aire se convirtiera en respirable, para que se fueran las telarañas de años anteriores...y pensé que, ahora, a día de hoy, ponía puertas nuevas, renovaba mi bollería porque ya puedo cerrar alguna puerta, porque ya no me da claustrofobia cerrar mi armario, porque ya sólo queda dentro mi ropa, yo ya salí y estoy libre.

Pd: el detalle de la escalera le da un toque chic a mi casa, jajajajaaaa. Al fondo, mi sitio de estudio y ordenador.

17 comentarios:

Mina dijo...

Ui, mira qué mono te ha quedado el armario. Y, desde luego, el post también. Eso sí, veo que tienes el armario entreabierto, por si acaso.
Saludines

Mármara dijo...

Pedazo de puertas que le has puesto a tu armario. Bien guapas que son y correderas o, lo que es lo mismo, deslizantes.
Lo que te ha quedado de diez es la metáfora.

Surfera dijo...

Estoy de nuevo por aqui. A ver si este blog me dura...De momento puedo firmarte y seguirte, con eso me conformo...y con un café por heterolandia que me debes tambien :)
Besitos!

Surfera dijo...

soy winnie, que ovié mi identidad jejeje

Marcela dijo...

Mina, es que cerrarlo del todo me da algo de yuyu, ajjajajaaa.
Marmarita, me ha quedado precioso de la muerte, te invito a mi habitación cuando quieras, jajajjaa.
Wiiiiii, cuánto tiempo, preciosa, te debo ese café por heterolandia desde hace siglos.

María dijo...

¿Este post es una revelación? Mi armario también tiene espejos... al principio me daban miedo, ahora me he acostumbrado. Tendré que preguntar a Dña. Crisis si me deja cambiar las puertas...

Irreverens dijo...

¿Espejos delante de la cama? Dicen los del Feng-Shui que eso está prohibidísimo. Así que hiciste muy bien en quitarlos.

Pero, sobre todo, hiciste MUY bien en airearlo todo. Bueno, me refiero a lo de las telarañas, ya sabes... bueno, mejor me callo, jajajajaja!
XDD

Besos, preciosa.
:)

PULGACROFT dijo...

Yo soy incapaz de dormir con el las puertas del armario entreabiertas, eso sí que me da malrollo...y si se e olvidan me levanto a cerrarlas...manías....
Por cierto odio ese color de puertas, a mí me tocaron así en mi casa y tengo unas ganas de cambiarlas a color claro...jeje...gustos personales...
(me ha gustado el post Marcela, armarios metafóricos, armarios reales...los dos necesitan airearse de vez en cuando).
;)

Glora dijo...

jajaja... mira ella, qué bien dobladito dejó todo antes de salir del armario... jajajaja!!

la siempre anónima dijo...

Si no te ha llevado muy caro el carpintero dame sus referencias, por aquello de que quita más mierda de la que tira, así cambio puertas y de paso hago algo de limpieza general que me vendría bien.

Blasfuemia dijo...

¿No has pensado que a lo mejor vaya a meterse alguien dentro (de TU armario)?

farala 68 dijo...

Ay Marce, pues a mi la verde no, pero esa camisa color salmón chillón si que me mola ¿me la dejarás? jajaja!! y ¡¡qué pena que me pilla un poco lejos "el hombre" porque justo ahora ando yo redecorando mi vida y quitando telarañas!!
otrosi: que bueno que saliste del armario ya, porque si sales a lo bruto con este pedazo puertas que has puesto seguro que te rompes un brazo o algo...

Marcela dijo...

maría, en cuanto doña crisis te deje, las cambias, jajajaja, ya verás qué buen rollo recupera la habitación.
Irre, qué razón tienes en lo airear las telarañas, viene de bien para la salud...
Pulga, las puertas así las puse para la foto, aunque reconozco que me da igual dormir con ellas abiertas y es que duermo de cualquier manera.
Glora, es que antes de salir hay que dejar el armario muy, pero que muy ordenadito, no te vaya luego a saltar un jersey mal puesto a la yugular, ajajajjaaa.
Siempre, creo que la limpieza te saldría algo cara, es preferible dejar a los cocodrilos alegres por la casa.
Blas, el problema es que ya hay alguien metida en mi armario, de ahí que le ponga las puertas bonitas y se lo haya arreglado porque como no saldrá nunca, por lo menos que esté cómoda ¿no?
farala, te dejo la camisa sin problemas, bueno sí, hay un grave problema y es que es una chaqueta, ajajjaaaa. Las puertas de antes eran más gruesas aún, pero salí a pesar de todo.

dintel dijo...

¿Qué oscuro, no? Cuando iba leyendo me lo imaginaba más clarito.

Lenis y Laly. dijo...

olaa dejo nuestra direccion x si kereis pasaros y komentar algo.
http://2futurasmamislesbianas.blogspot.com/

marigel dijo...

¡Joder, ya me ha pisado farala lo que iba yo a escribir!
(Yo también iba a pedirte la blusa salmón)
Pero como has puntualizado que es una chaqueta, ahora soy la primer en la lista: te pido la chaqueta salmón ¿vale?
Yo, sin embargo, no he cambiado las puertas de mi armario. Las raspaso sin ambages, pero no las he roto.
Es otra manera de salir del armario.

Patricia dijo...

Y es bueno a veces ordenarlo todo y crear algo nuevo en casa, en la vida, en el trabajo siempre andamos reparando...mejorando, luciendo mejores.
un abrazo,