miércoles, septiembre 10

El gran día de la anestesista II

Allí estaba A., ya os he dicho que era grande, o que mis ojos dormidos la veía a través de una neblina, además de que era de noche y no llevé mis gafas, joer, qué fallo.
Sacó del refajo (no sé de dónde , pero a la altura del refajo, os acabo de decir que no llevaba las gafas, no puedo ser exacta) una minilibreta de hojas verdes, como las de las niñas pequeñas, con sus dibujitos y sus flores. Me hubiera resultado hasta tierna si no fuera por las miradas feroces que me echaba mientras yo sonreía como una estúpida (cuando tengo sueño se me queda una mueca que puede parecer una sonrisa).
Y levantando su boli a la par que su mirada, me dijo: - Mira, guapina, tamos durmiendo aquí desde el miércoles, así que ¿no pensarás llevar buenes entraes, no?
- No, no, he venido tarde para llevarlas malas -dije yo, asumiendo mi terrible culpa tan temprano.
- El 94, y vas que chutes, como mucho vas al gallineru y pues date con un cantu en los paletos.
Y me quedé mirando aquel 94.
Pero la suerte vino en forma de conserje de instituto, allí estaba P. que me vio y que me quiere mucho desde que curramos en el mismo centro: - Ven pacá, cariño, que esa A. ye muy fuina, téngote yo un numerín que vas flipar.
Y me dio el 64, como si hubiera dormido allí un par de noches.
- Pero que nun te vea A., que controla hasta que abren les taquilles ¿vale, vidina? -me dijo mi salvadora.
Y allí me veis un par de horas de camuflaje, haciendo como que tenía el 94, con cara de disgusto y tocando el 64 como una clave mágica.
Y llegó el momento de hacer cola y A. cogió el mando y se la vio gozosa con su poder y su libretita y ella iba diciendo número y nombre y la gente la obedecía. Y llegó al 64 y gritó: - 64, Beléeeeeen.
Y fui yo, no os podéis imaginar la cara que me puso, fue a decir algo, pero mi último recurso funcionó y en el momento crucial en que me iba a echar de la cola le volví a guiñar un ojo. Y esta vez sí, me funcionó y pasó de mí, ayyyy, qué mal momento pasé.
Y A. siguió siendo la dueña de la calle, y se estiraba ufana para ver su obra y mantenía a toda la gente dentro de su orden y fue feliz.
Y yo me quedé pensando: "Joer, con la memoria que tiene esta tía y anestesista en una ciudad pequeña, tarde o temprano te la encuentras en el quirófano, mejor llevarse bien, vaya que sí".
Mi día de cola estúpida y riesgo médico había acabado, conseguí unas entradas buenas y durante todo el año C. y yo disfrutaremos del teatro, pero C. nunca se imaginará lo que pasé ese día.



19 comentarios:

Irreverens dijo...

¡Ya te digo si vale la pena llevarse bien con A., uff!
:P

¡Ahora a disfrutar de esas entraes!

Besotes

Glora dijo...

Jajajaja... supongo que lo mejor fue no llevar las gafas, (no quedan igual los guiños detrás del cristal)
Disfruta mucho guapetona... es 64 también es un buen número :)

PULGACROFT dijo...

jajajajaja...qué bueno!!! o sea que A. ye el padrinu de Avilés!!! joe!!!
pero sí, la verdad que siendo anestesista algún día venos con la boca abierta fijo, fijo...
me meo con los trapicheos del teatro! madre mía y yo contando con alguna entradina suelta cuando haya algo que me guste...

MORGANA dijo...

jajajaja por casito no fue 69... (Ups!)

Blau dijo...

Vidina, Marcelina, cuidate de A, si es fuina es mu malo.

jajaja te he dicho que me encantan estos posts, pos eso.

besines, vidininininaaaa

Mármara dijo...

Tal me parece estar viéndote, delante d'esi galmayu, con los ojinos sonnolientos, sin gafas y carina de no haber roto nunca un plato, acariciando el tu 64, como si fuera un talismán. ¿Enmarcástelu, o tuviste que da-y-lu al de la taquilla? Yo que tú comprabab un décimu de lotería, acabado en 64, quién sabe si no tienes ahí un tour por los gran slam...

Marcela dijo...

Irre, si me tengo que operar y veo venir a A. con la jeringuilla, creo que echo a correr.
Glora, creo que sí, porque me daba como impresión de más inocente, como dice mármara.
Pulga, A. es la mafia, colega, y lo de las entradas sueltas igual tienes suerte porque dejan algunas para la venta en el mismo día de la función, pero yo no te voy por ellas, jajajajjaaa.
Morgana, no quiero nipensar que me tocara el 69 con A.
Balu, vida, A. ye fuina, fuina, ajajjaaaa.
Mármara, no me vas a creer, pero en la misma zona de la taquilla, fui a tomar un café y compré un décimo que acaba en 64, no lo puse en el post porque ya era demasiado para elcuerpo, pero me quedé helada al leerte.

dintel dijo...

¿Qué obras de teatro?

Izel dijo...

Jajajaja Coño con A qué carácter!!! Te la jugaste con el segundo guiño de ojo...

Marcela dijo...

Dintel, las obras que veré serán: "noviembre", "Nunca estuviste tan adorable", "La tortuga de Darwin" "El otro lado", "La hora vertical", "La omisión de la familia Coleman" y "Calle Babilonia". Entre los actores y actrices que vendrán están Santiago Ramos, Ana Labordeta, Anable Alonso, Carmen machí, Charo López, Eusebio Poncela, marta Belaustegui, Toni Cantó, Jordi Bosch, etc...
Izel, me la jugué porque creí que me mataba con la mirada cuando se dio cuenta de que no iba en el 94, hay momentos en la vida en que una mujer se la juega, ajjajajaaaa.

farala 68 dijo...

muy buena cosecha la del 64, si señora...
¿¿un puntín dominatrix la anestesista o es que estos días yo ando un poco alterada?? Lo digo por eso de que A era muy grande y que blande la libretita con poderío (no te cuento, la jeringa!) y esas miradas feroces y tu "nono que he venido tarde para llevarlas males". Aunque bien pensado debo ser yo, porque lo que no me encaja nada nada es lo del refajo

Marcela dijo...

Jjajajaaa, farala, no eres tú, es que tenías que ver a A., ajajjaa, y es cierto que un pelín dominatrix o un pelón, vamos.

Mármara dijo...

Como tocar te toque algo en ese décimo, vas a tener que invitarme a una tapa de gambas, o de chipirones.

yosu dijo...

Hola pancha, te devuelvo la visita jejej. Ayer no tenía cuerpo para ponerme en el ordeñador después de caleyear.

Está guay tu blog jejeje, nos vemos por estos lares¡¡¡

besinos¡¡¡

Marcela dijo...

marmarita, como toque algo los chipirones van a ser de tonelada y media cada uno, ajajajaa, vamos que serán potarros.
Yosu, bienvenida a este blog, espero que te encuentres bien por aquí, yo visitaré el tuyo que también me gusta mucho, aupa La caleyaaaaaaa.

Frabisa dijo...

Me encantan las historias con final feliz y ésta lo es y a lo grande, jajajajjajaja.

Enhorabuena!!!

un beso

Olga_C dijo...

Así que Dominatrix y bollo, ¿eh? Mmmmm, si es que estamos en todas partessss jajajajaaaaa. Que disfrutéis del teatro esta temporada, y si te la encuentras en el quirófano, dame un toque, que yo entiendo... un poco de todo ;-)

Joven Eriza dijo...

Jjajajaj, aysss tú sí que sabes, cualquier despliegue de encantos en estos casos es poco! ;)
Aysss, Qué bien me lo he pasao leyendo
Besico!

farala 68 dijo...

marcela, encontrarás un reclamo en los comentarios de mi último post!!