martes, abril 22

Llorera

Menuda llorera que pillé anoche, y qué bien me vino. Después de unos días de mucha tensión, con la ansiedad rondándome de cerca, me dio anoche por llorar, y venga a llorar, y lágrima va y lágrima viene y que no paraba y que me encontraba genial y que me calmaba pero aún me quedaba algo dentro y volvía de nuevo a la llorera tremenda.
Eché de menos a mi madre y lloré aún más, me acordé de las pocas veces que era cariñosa y la necesité conmigo.
Y de tanto llorar y llorar, se me hizo tardísimo y dormí poco esta noche, claro. Pero eso sí, quedé relajada, plena, feliz, descansada, respirando, sin peso en el pecho, con aire en los pulmones, los ojos llorosos y la sonrisa puesta...y así me dormí.
Me quedé con la tranquilidad que desprende la foto que os ofrezco (la pluma no es de anoche, es de nacimiento).

22 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Entiendo esa sensación de llorar en la cama, te quedas muy agusto, lo malo es que te levantes por la mañana con los ojos hinchados...pero bueno lo que echaste pa fuera, fuera está...
Muy bueno lo del pluma Marcela (jaja) y la foto preciosa, espero que realmente te hayas quedado así de bien.
Saludos desde Oviedín.

Glora dijo...

jajajaja... (por lo de la pluma).
Me alegra que estés mejor después de haber llorado tanto...
Un abrazo fuerte... Te deseo lo mejor para el resto de la semana...

Irreverens dijo...

Pues sí que se queda una a gusto, sí.
Yo me pasé los primeros meses de mi nueva vida en Vigo (hace poco más de un año) hartándome a llorar. La tristeza y los agobios tienen que tener una vía de escape.

Hiciste bien y me alegro de que ya estés mejor.

(Buenísimo lo de la pluma, juás!!)

Besos

Frabisa dijo...

Es curioso porque a veces una tiene la sensibilidad a flor de piel y se le escapa una lágrima, otra, y después ya es una cascada, imposible parar.

Es cierto que una se queda tan a gusto, y más sino remueve lo que desencadenó ese torrente de llanto.

Soy de las de torrente, y en este último año con solo soplarme ya es suficiente.

besitos y buen día

Pauline dijo...

Yo siempre digo que si necesitamos llorar hay que hacerlo porque calma el alma un montón. El sueño ya lo irás calmando en sucesivos dias ahora que ya te has librado de la congoja. Muy bueno lo de la pluma, sobre todo por ese punto de humor al final. un besazo y un gran abrazo.

marta dijo...

De pequeña no lloraba nunca, ni cuando vi "Campeón". Ahora de tanto en tanto, una mezcla de estrés y angustia, creo, me salen lagrimones como aceitunas y me quedó de lo más bien.
Este finde a recuperar sueño y a relajar la pluma Marcela.

MORGANA dijo...

jajajaja bonita pluma niña, bonita pluma...

Ay Marcelilla que bien me vendría a mí una llorera de esas para sacarme de dentro todo lo que lleva unos días angustiándome. Que bien que tú la lloraste y ahora, venga, a la camita y a descansar. Una tisana??

Me alegro, me alegro un montón de que vaciaras. Muchos besos.

yiya dijo...

Asi me gusta mujer, hay que sacarce todo lo que cargamos!!!, Adhiero al llanto como medio para exorcizar todo lo que nos duele, guardamos, olvidamos, ect..
Me laegro que te sientas mejor..
Un abrazo..

Izel dijo...

Hay que vaciarse pa poderse llenar de nuevo... Me encanta tu pluma jajajaja

Joven Eriza dijo...

Jajaja, la plumilla... Bien por ti, por soltar lastres y sentirte cual plumilla reposá!... Muy, muy bien.
Besico!

dintel dijo...

Hace tanto tiempo que no me pasa que creo que me programaré una sesión de lloro ;)

RataParda dijo...

cuando murió mi padre lloré tanto que pensé no me quedarían lágrimas para el resto de mi vida, pero si quedan, y hay que echarlas fuera, asi que bravo por ti y por tu llanto, necesario como respirar..besos "plumilla"

Blasfuemia dijo...

Llorar es limpiar. Y la pluma te sienta tan bien... :P

Ohnenick dijo...

Qué bien que te siente bien llorar. Es una gran ventaja.

Blau dijo...

Normalmente no lloro, pero cuando lo hago es genial.

Besos

marigel dijo...

Jajaja. Lo de la pluma de nacimiento es divertidísimo.

¿Y yo que no logro descargarme cuando lloro, últimamente? Me quedo como chafada, tristona...en fin...a ver si te imito.

Lena de mar dijo...

ay, Marcela, preciosa... cuánto te entiendo!!! yo a veces no se si lloro porque pienso en mi madre o pienso en mi madre porque lloro... está tan presente!!!

Lo importante es que después de llorar y del dolor de cabeza que se te queda, el alma se aligera un montón.

Cuidado, no pierdas esa pluma maravillosa que tienes!!

Besazos tiernos para ti

Anónimo dijo...

¡Has hecho un buen trabajo de limpieza interna,de reencuentros y perdones que aligeran mucho los pensamientos, los sentimientos...el alma, liberándote de historias del pasado que sin querer todos y todas llevamos a cuestas.
Besitos amorosos para una superviviente .

Princesa dijo...

llorar reconforta eh!!!, no hace falta que me cuentes esa experiencia del llanto en la cama y mojar la almohada, esta semana ando yo tb un poco así o sea qeu gracias por compartirlo.

Un besazo salado....como las lágrimas

Conso dijo...

de plumas está el mundo lleno

^Crazy for Belen^ dijo...

Me he sentido totalmente identificada.

Anónimo dijo...

jej, yo yoro muxisimo tambien, muxas noxes...pero no me kedo luego agusto la verdad, a no se k tampoco me pase nada