jueves, diciembre 27

¿PARA QUÉ UN PAPA?
Siempre pensé que no valía para nada tener a un señor de blanco a cuerpo de rey en el vaticano, rodeado de obras de arte de valor incalculable y de sirvientes atentos a sus más ínfimos deseos.
Además, siempre me pareció hipócrita sermonear con la pobreza y vivir en la abundancia más descarada, con el amor al prójimo y excomulgar a todo Cristo (uy, nunca mejor dicho), con la castidad y andar tapando las violaciones de sus colegas, etc.
Pero mi indignación ha llegado al sumum, ahora sí que me borro (bueno, ya me borré hace años), ahora ya no hay disculpa para seguir en esa organización con un jefe que me ha hecho tanto daño; ahora, no hay vuelta atrás ante tamaña injusticia y tragedia: ¡¡¡¡EL PAPA HA QUITADO A LA MULA Y EL BUEY DEL BELÉN!!!!
No puede ser, qué hace el PP que no propone una mani en Madrid contra esto, dónde están ahora los obispos que no me llaman para llevar la pancarta a favor de un Belén tradicional e integrista, qué haremos en casa con la mula y el buey,...
En fin, mientras trato de responder a tales cuestiones metafísicas y salir de este disgusto que me he pillado, os dejo con la hermana asturiana de Benedicto.

8 comentarios:

Lena de mar dijo...

jajaja... suscribo (¿se dice así?) todo lo dicho en tu post. Eso de "haz lo que digo y no lo que hago" debería eliminarse de la faz de la tierra.
Todo el lujo, el boato, las riquezas materiales y las perversiones de la iglesia católica y de su gran jefe supremo me indignan!!!
ay ay ay ayyyyyyyyyyyyyyyyy me cago en el Papa!!! ale!!!

Mármara dijo...

En verdad te digo, que este hombre ha perdido la trasmontana. ¡Quitar a la mula y al buey! ¿Cómo se atreve? Ahora bien, como te digo una cosa te digo la otra: por mí que quite y ponga lo que quiera, yo voy a seguir poniendo a la mula y al buey en mi Belén y seguir haciendo lo que me dé la gana, como siempre. ¡Hasta ahí podríamos llegar!

la siempre anónima dijo...

Cambio mula y buey por algún mago rey, no sé si el que me falta es Melchor o Gaspar, con seguridad sé que el que no está en mi belén no es Baltasar. Si alguien acepta este intercambio pido además camello y paje, tal vez esté dispuesta incluso a desprenderme de algún caganet, casí todas las figuras de mi belén tienen esa idiosincrasia, como quienes nos... en el papa y la iglesia.

La Caganetera dijo...

Qué bueno, Marcela, estoy que me desojono de la risa. Superior. Yo no he puesto belén, así que igual me da que sobre o que falte alguna figurilla. Ahora bien, quitar el buey y la mula del belén oficial de Roma me parece antihistórico y deleznable. Por cierto, la madre Benedicta... JAJAJÁAAAAA, ¡te ha quedado fenomenal!

Marcela dijo...

Chicas, chicas, que os noto ciertamente anticlericales y mi post iba en el sentido de manifestarme por un belén tradicional e integrista; ayyyy, como está la blogosfera.

Glora dijo...

jajajaja...
la verdad es que en esta época en la que nos comemos toda la carne
-de animal- que se nos pone por delante... casi mejor que no los quiten ¿no?

Besos

Desesperada dijo...

hola marcela! yo también reivindico la mula y el buey desde mi agnosticismo, qué coño, si eran lo mejor del belén jajajaja bicos!

Luna Carmesi dijo...

Ademas... ha empezado a dar la misa de espaldas a la gente... tal como se hacia antes del Concilio v. II... luego se preguntaran de la escasez de fieles... si es que recogen lo que siembra...
saludos.