lunes, septiembre 11

QUEMAR MADRID
Salí el viernes de provincias dispuesta a quemar Madrid. Ya se sabe que en las ciudades pequeñas es difícil encontrar sitios donde una lesbiana pueda alegrar la pestaña sin miedo a llevar una bofetada, así que me dirigí a la capital del estado español con intención de lanzar guiños a tutiplén, sonrisas sin desmayo y seducciones varias que los años me han ido enseñando.
Nada más llegar, me asaltó la imagen de Paco Martínez Soria en "La ciudad no es para mí", cuánto calor, cuánto tráfico, cuántos pitidos, cuántos semáforos...y yo, pueblerina perdida, que paro cuando la luz está en ámbar...para haberme matado, vamos. Conseguí llegar a destino sin un solo contratiempo, pero con el contador de estrés en el máximo, y pude al fin descansar un poco antes de acicalarme para conquistar Chueca y alrededores.
Y allí me planté con unas amigas capitalinas y mi look bollo-chueca-fiesta. Entramos en el primer chiringuito y, de repente, miles de decibelios vinieron contra mí, tal fue así que creo que aún tengo los timpanillos al pil-pil. De todas formas, no me importó, puse cara de "esto lo vivo yo todos los viernes, que soy muy viajada" y comencé a repartir mis encantos por el bareto.
Así, chiringuito tras chiringuito, decibelio a decibelio, ahogo por humo y calor tras ahogo, hora tras hora...y nada, pero nada de nada.
Tanto esfuerzo, tanto estrés, tanto ruido, tanto cansancio para volverme a casa descompuesta y sin novia.
Quemar no quemé Madrid, sólo espero que Madrid no me haya quemado a mí.

8 comentarios:

Roma dijo...

Yo estuve en Madrid el miércoles y jueves y viernes, justamente el viernes tú ibas y yo volvía...

Anónimo dijo...

Eso te pasa por ir con planes incedarios Marcelilla.
Pero mira, si las mozuelas de la capital del imperio no sucumbieron a tu aleteo de pestañas, pues...ellas se lo perdieron ¿o no?. Una bonita del Norte como tú no las visita todos los días, ea.
Esa autoestima siempre bien alta.

Besos.

Lía dijo...

Y no soy anónima...también de provincias, tirando a poca cosa y discreta, pero leches...anónima, no.

yo, la peor de todas dijo...

tienes que probar ambiente en la barcelona cosmopolita

Mármara dijo...

Por lo que me sé, no hay nada ni nadie que pueda quemarte, pimpollo, y menos Madrid.
Lo del ambiente cosmopolita de Barcelona es una idea nada desdeñable, La Peor, en estos tiempos de penuria que corren (para algunas).

Marcela dijo...

Barcelona será mi próxima meta,me acordaré de Barcelona 92 e iré a por medalla, jjjajaaaaa

V. de mella dijo...

No sueñes con Barcelona, mi niña. Repite Chueca, avisa y te vá a enterá tú de lo que es Madrí

Marcela dijo...

vaya, vaya, no si al final Madrid me mata, oye. La próxima vez avisaré en el blog cuando vaya de farra, es buena idea, jajajaa.