martes, marzo 20

A día de hoy



A día de hoy, puedo decirte que te quiero, que contigo empiezo a aprender que era esto lo que estaba buscando durante tantos años, que vivo feliz en tu mirada y en tus besos.

Hace poco me mandó Morganita un artículo sobre el cerebro del corazón y me di cuenta de que el mío había estado desorientado y descerebrado durante años. Vi claramente que es ahora cuando el cerebro de mi corazón, al fin, se ha vuelto clarividente y me ha hecho convivir con la persona que me da paz, equilibrio y alegría.

Cuando tú dices "te quiero" sé que no añades "pero...", ninguna espada se cierne sobre mi cabeza cada vez que me besas, nunca es ahora te quiero, ahora no puedo, ahora no quiero, ahora sí; es algo más profundo que me tranquiliza y me llena.

Contigo da gusto vivir, sin manías, sin obstáculos insalvables, sin intentar cambiar a nadie. Simplemente vivir y disfrutar de todos los días, del sol, del viento, de las calles, del paisanaje y de las palabras.

Tú deshaces, sólo con tu presencia, la maldición que un día lancé contra mí misma: "Triunfaré en lo profesional, pero en lo personal fracasaré".

Y vamos creando rutinas (que no aburrimientos) que me fortalecen: besines mañaneros de los que no soy muy consciente, comidas diarias que me encantan, comentarios sobre cómo nos fue el día, risas de cualquier tontería que se nos cruza, caricias que me satisfacen y placer a raudales.

Esto no es irreal, no es inventado, no es una ficción o un engaño de mis sentidos, tú eres real y estamos juntas en el día a día. A ti te veo, te toco, te hablo, te escucho y te disfruto.

De ti he aprendido la mejor lección que me han dado nunca: "Soy capaz de tener alguien al lado y ser feliz".

Gracias por todo, hoy no te veré en todo el día y te echo ya de menos.

A día de hoy, soy feliz y tú eres parte básica de mi felicidad.

A día de hoy, a día de hoy. Es lo único que me importa, el día de hoy porque contigo la palabra "mañana" no me asusta ni me amenaza.

14 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

¿Sabes una cosa Marcelita? esto que has escrito y que es tan bello debería tener mucha difusión. Estoy convencida de que esto es lo que todas deberíamos entender por amor. Porque la falta de tormentas no es sinónimo de falta de pasión y placer; porque la paz, tranquilidad y plenitud no quieren decir hastío ni rutina...
Precioso mi niña, cuídenlo como el ser vivo que es :)

besitos para las dos

Jirafa Gerundio dijo...

Bello, muy bello, y el vello lo tengo que parezco la prima de Espinete.

Es una alegría enorme ver que el amor se asienta y crece entre dos personas tal y como sois vosotras bellas. Ya te lo dije una vez, vuestra felicidad hace un poquito la nuestra. Gracias por compartirlo.

Un abrazo apretao :)

María dijo...

¡Quéééééé bonito! Lo que has escrito y lo que sentís. (Yo también me siento así).

Siempre suya dijo...

Me alegro mucho Marcela, y también me gusta mucho lo que has escrito. Es bueno ser conscientes delo que nos está pasando y desmenuzarlo para poder saborearlo más.

Un abrazo

Candela dijo...

Algo tan tierno, tan real, tan fácil en teoría de tener, de dar y de compartir, es un lujo al alcance de cualquiera que muy pocas veces se consigue alcanzar. Es precioso, Marcela, lo sé porque lo he vivido, una vez y pico :)

Un beso para ti, otro para ella.

Irreverens dijo...

Mira, Marcelilla, recuerdo una vez que dejaste escrito en mi blog que te encantaba ver a las personas felices y, además, contándolo (o algo así).
:)
Y yo no voy a ser menos. Me alegro un montonazo de saberte tan bien querida y tan satisfecha con tu vida.

Enhorabuena, pues.
:)

Besines

Sra. Castafiore dijo...

Feliz felicidad Marcela, me alegro un monton y espero que lo tuyo sea contagioso

Yur dijo...

Repetiroslo una vez y otra... Parece que lo escribió la Mía para mí hace unos años... Querer "tener rutinas" sabemos qué quiere decir y, sin darnos cuenta, hasta hemos variado de "rutinas" como el besín mañanero de buenos días que no falta... Y así han pasado 11 años...
Ojalá celebréis 22, 33 o los que haga falta... ¡con nosotras!

Anónimo dijo...

Q bien tus palabras Marcela. Disfrutaros mucho y a seguir el camino con esa felicidad q tan bien trasmites. Enhorabuena a las dos por cuidaros y hacer posible conseguir lo q nos cuentas.
Besos.
MRosa

farala dijo...

lo que más me gusta es que hayas roto la maldición esa que sobre ti misma te echaste
un besazo Marcela, y a tu amora también que, como dice Candela, el amor y la felicidad son "inclusivos" :p

Lenteja dijo...

Joé compañera... quién te manda a ti hacerte automaldiciones,anda queeeee...Sobre tu texto: quien lo probó, lo sabe.
Besos.Lenteja

Mármara dijo...

¿Sabes qué es lo que más me ha gustado de todo lo que has escrito?
"Cuando dices que me quieres sé que no añades un pero", y todo lo que sigue detrás.
Sinceramente te lo digo: ¡ya era hora, leches, ya era hora!
¡Hala, bombones, a disfrutarlo!

Lena de mar dijo...

ayyyyyyyyyyy Marcelillaaaa, cómo me alegro de leerte así!!! ya ssabes que la PNL dice que el "pero" es el borrador universal, por tanto, mejor no usarlo en temas de amores porque borra todo lo anterior.
Por otro lado, para qué conformarte con la mitad del paraíso? lo profesional y lo personal son indisolubles cuando estás plena, somos seres humanos holísticos... estás bien contigo misma y por eso fluye tu trabajo y tus relaciones afectivas. Yo encontré hace casi 12 años a la persona que me enseña cada día que el presente es lo único que tenemos, mi amada Amapola, con la que crezco, comparto y gozo de la vida. Ahora sí que puedes llamarte felizona de la vida, ahora con más corazón que nunca!!! te quiero mazo, preciosa!! para cuándo otro desayuno coeducativo en Mallorca?? o una cenita con tu amada en esta maravillosa isla???? estáis invitadas, por supuestísimo!!

Abracitos salinos y enhorabuena por VIVIRRRRRRRRR

Olga_C dijo...

Wow, tía... Genial y precioso. Me alegro muchísimo. Que así sea hoy y mañana también. Besos.