domingo, noviembre 27

Después de los kilómetros



He hecho tantos kilómetros este mes que creo que me sale el diesel por las orejas. Fue un no parar, a Euskadi, a Navarra, otra vez a casa, al sur, vuelta a casa, a Navarra de nuevo, camino del hermoso sur.

Hubo un día que el cuerpo ya no me daba para más, qué cansancio, qué dolor de todo, qué debilidad en las piernas y en la cabeza y claro...catarrazooooo.

Pero, a pesar de los kilómetros, del cansancio y del trabajo, soy feliz:

-Porque tengo mucho trabajo y me está saliendo bien la empresa arriesgada de estar por mi cuenta.

- Porque encuentro gente en cada sitio que me anima a seguir en mi lucha por una educación en igualdad.

- Porque he conocido un montón de mujeres que me han sonreido y que me han demostrado cariño ( y algún hombre, de esos que de verdad viven en igualdad). Gracias, Bekkido, por venir a conocerme, fue un placer aunque no tuviéramos tiempo para un cafetín, te lo debo.

- Porque, todos los días, a cualquier hora ella me habla y me anima y me tranquiliza cuando me pongo nerviosa y me abraza, qué sensación tener a alguien al lado con quien es tan fácil vivir.

- Porque hablo por teléfono con blogueras, o por email, y me doy cuenta de lo importante que es que hayamos creado este espacio en el cibermundo, porque sé que sois mi gente y que con nuestros blogs ocupamos un espacio de mujeres, para mujeres y con las mujeres.

- Porque tengo a Lamimari, LasuM y LamiMármara para saber que, esté donde esté, tengo dos familias, la biológica y la elegida.

- Porque no hay nada como un café mañanero después de besarte.

- Y porque cada día soy más alta y más rubia, qué leches.

Y todo este rollo, en realidad, era para deciros que me alegra infinito que sigamos en la red, que tengamos estos blogs abiertos, que contemos con estas ventanitas que nos unen y que, por favor, a quienes habéis cerrado el blog os pediría que lo volviérais a abrir y a quienes no lo hemos cerrado que no lo hagamos nunca.

Los espacios de las mujeres son pocos, no los perdamos, chicas.

19 comentarios:

Morgana dijo...

Nooooooo, nunca!, ni de coña!!! Los blogs son unos espacios magníficos y altamente vinculantes.

En mi propósito para el año que viene está el usar más mi teléfono!! jajajaja (qué perezosa soy para dar la llamada y qué mujer más feliz cuando me llaman)

Y tú, corazón, sigue tan feliz que te mereces esto y mucho más!!

Besos.

mam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mam dijo...

Ojú, después de tanto desanimo otoñal da gusto leer una entrada así.


Pues venga a seguir creciendo jajajajja

besotes

Pena Mexicana dijo...

Actoria es la palabra de verificación :D

Eres viento fresco asturianina, beso fuerte y apretado para tí y para ella, que un día la conoceremos mi güera y yo ;)

a continuar pues...

sor Ella dijo...

Me uno a tu voz de ánimo para no dejar caer estos espacios de mujeres que nos hacen más fuertes a nivel colectivo y también personal. Confirmo, como me decía una amiga bloguera hace solo unos días: vosotras sois mi sindicato.

Un abrazo muy fuerte, transmisora de fuerza y alegría!

chris dijo...

Estoy segura de que de alguna manera estos espacios son un oasis para muchas mujeres. Mujeres que hoy todavía se ven obligadas a callar, que no pueden asumir el papel que quieren tener en la vida y que nos buscan como referentes.

Me sumo a la petición de reabrir blogs. Echamos de menos a muchas, verdad?
Y no dejes nunca de crecer Marcela, porque cada día nos muestras un horizonte más lejano al que algunas como yo no alcanzamos a ver de otro modo!

Un abrazo!

Kika Fumero dijo...

Me afilio a este sindicato! Aquí seguimos: en la lucha por la locha! ;-) Un abrazo grande a todas

Lucy dijo...

Nosotras cerramos el blog durante dos años, pero ahora intentaremos volver a la carga.
Es un placer leerte.
Saludines

María dijo...

¡Este post tiene fuerza!

Anónimo dijo...

Que digo,,,, estoooo...., pasaba por aquí y me he dicho, ¿a que abro blog???

Gutapercha de Jabariego y gerundiez
Muy pronto. ;)

Marcela dijo...

Morganita: aunque no uses mucho el teléfono el sentimiento sigue siendo el mismo, ya lo sabes. Besín, preciosa.
Mam, como siga creciendo no quepo en mí, jajajjaaaaa.
Pena, claro que a continuar, me gusta la palabra de verificación, me suena a "acción", tengo ganas de un café a cuatro bandas, besín.
Sorella, lo del sindicato me encanta, los blogs son un espacio nuestro y me gustaría que así siguiera siendo.
Chris, te he enlazdo en "mis paseos", no podemos perder estos espacios ¿verdad?
Kika, te he enlazado también, es que siempre he sido muy vaga con mi barra lateral, pero ahora la voy a potenciar ¿qué es la "locha"? jajajjaaa
Lucy, me encantaría que volviera vuestro blog, siempre me gustó y da pena que se cierre, mucho ánimo.
María, te he enlazado, vamos todas con fuerza que vienen malos tiempos para la lírica.
Gutapercha, síiiiiiiiiiiii, por favor, abre blog, que con ese nombre me espero cualquier cosa, jajajaa.

Irreverens dijo...

:)

¡qué fantástico todo!

Aunque, la verdad, eso de que te vuelvas rubia a mí no me convence mucho, Marcelilla.
:P

Un beso

LaRepo dijo...

¡¡¡AMEN!!!

siempre anónima dijo...

Me alegra enormemente que cada día seas más alta y más rubia.

Sra. Castafiore dijo...

¡Energía pura, sororidad a raudales! ¿tu que desayunas?

iTxaro dijo...

me uno yo también

y no perderemos estos espacios mientras estemos áquí

besazo

Arlene Escarlata dijo...

a ver si ahora me sale el mensajito, dicen que a la tercera va la vencida, no??
-----------------------------------

Eso, eso, no más blogs cerrados, que me da un bajoncillo que desaparezcan...

En fin, que yo también me uno al sindicato, prometo intentar mantener el blog más menos actualizado ;)

bekiddo dijo...

sí señora!!! así se habla!! si con este post no tenemos la fuerza suficiente para mantener blogs e incluso reabrirlos, apaga y vámonos. Y sí, definitivamente, estás mucho más alta y rubia de lo que había imaginado, jajaa.

PD: por supuesto que habrá cafecito o cerveza, al gusto de la consumidora. Fue un placer conocerte.

Mármara dijo...

¡Qué gustazo da leerte, bombón!