miércoles, agosto 12

Qué mundo

Siempre he tenido fe en el ser humano, siempre he creído que avanzamos, siempre he sido optimista respecto al futuro de nuestra sociedad y siempre he pensado que estábamos cerca de dejar atrás la cutrez, en general.
Pero ahora, resulta que vuelvo de Berlín llena de sensaciones innovadoras, plena de modernidad y buena educación, a tope de ciudadanía, de transportes públicos estupendos, de respeto por las bicis, de ecología y vista en el futuro y me encuentro con estas cuatro noticias:
- Un juez del Tribunal Supremo (el mismo que alabó a Franco) decide absolver a un acusado de violación porque la condena anterior no narraba exactamente lo que pasó y le resulta poco sacar de la cama a una mujer para forzarla a tener sexo.
- Los invitados a una boda, en la despedida de soltero del novio, se suben borrachos a un remolque, se enganchan a un coche y el conductor empieza a hacer trompos y estupideces, se caen y hay algunos graves, sobre todo los padres (los dos varones, vamos que eran el padre de la novia y el padre del novio).
- La SGAE pide al pueblo de Zalamea, 14.000€ por poner una adaptación de la obra de Calderón de la Barca.
- Un joven de Pamplona, ofrece por internet fotos de su hermana (una menor) desnuda a cambio de un coche.
Y alguien se pregunta todavía por qué quiero volverme a Berlín.


21 comentarios:

Candela Cano dijo...

También cuecen habas en Berlín, pero es lo bueno que tiene el turismo que no se mira lo feo.

¿Y si nos hacemos de una isla desierta o un planeata deshabitado? Si eso, me apunto.

Ave dijo...

Te iba yo a decir lo de las habas berlinesas pero veo que ya lo ha dicho Candela. Fíjate que yo creía que el único sitio donde no se cocían habas era Suecia, pero luego me leí la trilogia de Larsson y... hija mía, que no nos queda ningún país al que exiliarnos. Eso sí: te doy la razón en que a mí cada dos meses o así me entran unas ganas irrefrenables de pedir la ciudadanía ártica-polar. Por lo menos.

María dijo...

La SGAE sacando pasta siempre... díselo a "las mujeres de mi pueblo" que representaron una obra para recaudar fondos para una asociación benéfica y para entretenerse... y les soplaron muchos miles de pesetas... con juicio y todo. Y eso que, de lo que has escrito, no me parece lo peor...

Julián dijo...

No, el de las fotos de la hermana menor no sería el peor, la pregunta es: ¿quién es tan tonto como para regalar un coche a cambio de unas fotos de desnudos?

dintel dijo...

Tenemos habas para muchos días.

Irreverens dijo...

Está claro que en todos lados hay cretinos. Es algo intrínseco al género humano, hable alemán, sueco o japonés.

De todos modos, comprendo perfectamente tu reacción. Berlín siempre deja esa sensación de ciudad ideal. Yo he estado allí en varias ocasiones (tengo un amigo que reside allí) y cada vez vuelvo con el mismo sabor de boca: el de la urbanidad, el civismo y el saber vivir.

Un besito

Pena Mexicana dijo...

Pues yo, en un alarde de originalidad, me sumo a la teoría de las habas que menciona Candela. Cada vez que tenemos problemas mi güera y yo, surge la tentación de irnos a México porque claro, allí nos la pasamos tan bien... hasta que recordamos que estábamos conociéndonos y nos la hubiéramos pasado bien hasta en un campo de concentración (exagero). Yo también me quedo a cuadros con muchas cosas que suceden y alguna vez escuché que cuando hay una situación que te conflictúa hay tres salidas: te adaptas, la cambias o te vas.
Yo he apostado por la labor hormiga para cambiar las cosas que me molestan. No el mundo, las cosas que me rodean. Mi vecina que malgasta el agua, mi vecino que quería sacrificar a su perro porque necesitaba medicación... esas cosas, que son las que están a mi alcance individual. Para las COSAS que me superan, la verdad es que muchas veces quisiera tomar la opición de la isla desierta... ¿que ya lo dijo Candela? ash... es que hoy no estoy muy creativa...

Lena de mar dijo...

pero fía, has estado en Berlín??? (te había perdido la pista!!!)

Paul Hazard dijo: El ser humano que corre hasta el fin del mundo no encuentra nunca más que lo que lleva: su condición humana"

(o algo así)

Abracitos salinos desde mi isla (no desierta)

farala dijo...

jajaaaaaa, vaya de vuelta a la dura realidad??? otra con síndrome post vacacional!! jajajaaaaaaa

oye hace ya unos cuantos posts Ico habló de exiliarnos todas a finlandia, creo, pero que lo sepas, como en España, a pesar de los pesares, no se está en ningún sitio: y es que casi nunca llueve y siempre luce el sol!!! :-P

Calvin dijo...

El año en el que todo el mundo visita Berlín, espero incluirme en el porcentaje de visitantes...
Una amiga bastante pasota y poco dada a mostrar entusiasmo con nada, vino maravillada. Le pregunté por qué quería comprarse una casa allí y me dijo: cumplen las normas, no se cuelan en las colas, no gritan a las bicis, ni tiran papeles en el suelo, dan las gracias y piden las cosas por favor. Y es que, al menos, por el sur, el civismo en general, se lo salta el personal sin vergüenza alguna.

Bienvenida.

siempre anónima dijo...

Willkommen in Spanien, Frau Marcela.

mam dijo...

De adolescente leí el libro "yo, Christiane F." fue tan duro que para mí Berlín siempre fue una ciudad horrorosa, sin embargo al leerte y leer a Calvin siento que hay cosas buenas en todos sitios y malas también. Entonces ¿aquí hay buenas?, quién sabe, pero diosita diosita, que me quede como estoy.

besotes

mam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ico dijo...

No te fies de las apariencias... viví un año en Alemania.. y no volvería a repetir la experiencia.. casi me muero de peritonitis porque se negaron a operarme por no tener el carnet de la seguridad social actualizado... hasta que no lo enviaron no operaron..aquí no pasaría..seguro. Cada pueblo tiene sus miserias..

Frabisa dijo...

uyyyyyyyyyy, lo que me apetece ir a Berlín!! qué envidia.

Chica que nos queda mucho por aprender para estar a la altura de algunos paises europeos.

Y claro, también mala suerte la tuya porque fue llegar y te has encontrado cada guinda.... que como para no querer dar la vuelta :)

un beso

yosu dijo...

Yo no estoy de acuerdo con lo de irnos a una isla o país o lo que sea al margen de la realidad social en la que estamos (por algo soy activista) EStoy con pena mexicana, hay que cambiar el mundo... por lo menos el que nos rodea. No conozco Berlín, pero conozco la historia de Alemania y su historia y su cultura es muy extremista, ahora están en lo bueno pero recuerda que los campos de concentración salieron de las mentes políticas alemanas y que se cargaron a un montón de gente...
El mundo, por lo menos las ciudades y los pueblos, los hacemos los seres humanos, somos nosotros y es nuestra responsabilidad hacer el mundo, como decía Leibniz (creo), mejor de todos los posibles.
La posibilidad es nuestra... y eso lo dicen el 99,9 de los filósofos del siglo XX.
Besinos¡¡¡¡

PULGACROFT dijo...

Pues Marcela fía no creo yo que todo el campo berlinés sea orégano...que luego en esos sitios tan encantadores empiezan a desenterrar cadáveres de los jardines o salir secuestradas de los sótanos de las casas bucólicas y se acaba el encanto...eso sí mientras no destapen na está todo precioso jeje...
(me acabas de recordar que tengo que visitar Berlín...)
;)

alma máter dijo...

¿¿Y qué le ha dado a todo el mundo por Berlin este año?? eres la 4ª persona que se que ha ido alli este verano...
Ayy.. esas "habitas" que están por todos "laos".... ¿Cómo es eso?? Ah si!! "más vale malo conocido...." pues eso....

Mármara dijo...

Yo quiero ir a Berlín. Y después de oírte las maravillas que cuentas, quiero ir ¡YA! Se me está ocurriendo, así, de repente, que igual podíamos hacer una quedada bloguera allí, digamos hacia la primavera (D. m.). Voy a empezar a organizarlo.
Quiero ir a Berlín y tachar del mapa las miserias y a l@s miserables.

Marcela dijo...

Estoy de acuerdo con todas y en todo lo que decís (vamos que dicho así parece hasta peloteo), que en Berlín también cuecen habas, que lo básico es intentar hacer de nuestro mundo y nuestro entorno algo mejor, que como el sol de España no quema ninguno, que...que sí, chicas, que sí (que sí, Julián, que sí), pero tengo que deciros que sigo enamorada de BERLÍIIIIN y que os animo a que os animéis a visitarla (valga la redundancia)

kali dijo...

Pues mira chica, yo con las habas berlinesas me hago una fabada, porque según lo veo yo, tenemos para copiar más cosas buenas que malas. Ays qué ganitas tengo de volver, leñe!